Corrientes psicologicas presentes en proyeto hombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4794 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PSICOLOGÍA

CORRIENTES PSICOLÓGICAS PRESENTES EN PROYECTO HOMBRE
El programa educativo-terapéutico de Proyecto Hombre basa su metodología en diferentes corrientes de la psicología actual. Llegar a conocer y mostrar cuáles son las corrientes predominantes, cuáles ejercen su influencia y cuáles, por el contrario, no son tenidas en cuenta es el propósito de este artículo.

El presente artículopretende desentrañar las influencias que las diversas corrientes de la Psicología y de la Psicoterapia han tenido en el desarrollo final de la actividad y de la propuesta terapéutica de Proyecto Hombre. No es, desde luego, una sola escuela psicológica la que fun8

damenta la actividad terapéutica de P.H. Son muchas y a veces no es fácil identificarlas. En lo que sí parecen coincidir todas ellases en que son psicoterapias prolongadas que tratan de reestructurar toda la personalidad del sujeto; no se centran en la deman-

da del cliente (“quiero dejar la droga”) sino que, a partir de esa demanda, entran en el intento de crear una persona con un esquema cognitivo, afectivo, comportamental y relacional nuevo. Por otro lado, al abordar este tema que hay que tener en cuenta

PROYECTOque no hay uniformidad en todos los Programas; si bien todos tienen una base común: “El Programa terapéutico-educativo Proyecto Hombre basa su metodología en distintas corrientes de la Psicología actual. En las líneas básicas de abordaje terapéutico existe un claro sustrato humanista-existencial en la concepción de la persona y del problema de la droga; pero el elemento fundamental constitutivo dela terapia de Proyecto Hombre es la autoayuda como estilo de trabajo y como instrumento terapéutico” (VV .AA)., 1996, p. 14). La información para realizar el trabajo que a continuación exponemos ha sido recogida de tres fuentes principales: P H. de Burgos, P H. de Va. . lencia y análisis de diversos documentos de la Asociación Proyecto Hombre. No es por lo tanto una información exhaustiva;entendemos que sólo es una propuesta para comentar, completar e, incluso, revocar. En el intento de desentrañar qué escuelas psicológicas y qué autores están influyendo más en la dinámica terapéutica de Proyecto Hombre, hemos considerado seis bloques diferentes: 1. Corrientes humanistas y existencialistas (sin duda las más influyentes). 2. Psicoterapias en Grupo. 3. Corriente Cognitivo-Conductual. 4.Terapia Familiar Sistémica. 5. Influencias Psicoanalíticas. 6. Influencias que NO aparecen. En los apartados siguientes, y siempre a título de hipótesis, desarrollamos cada una de estas corrientes.

proponen en un “estilo de vida positivo”. Es la tendencia actualizante de Rogers que actúa como una fuerza positiva, interior e instintiva para el desarrollo de la persona. Dice C. Rogers (1986) que“el mejor punto de vista para comprender la conducta es desde el propio marco de referencia del individuo”. Ponerse en el lugar del toxicodependiente para entender desde ahí lo que le sucede es básico para empezar a comprender el porqué de sus opciones vitales. La relación persona a persona es la que domina toda su actividad (junto con el valor del grupo); los coloquios son un medio que se utiliza entodas las etapas y en el seguimiento post-programa.

La función del terapeuta en el grupo es fundamentalmente no directiva, dejando que el propio grupo desarrolle su dinámica sobre todo cuando se trata de expresar sentimientos.
La función del terapeuta en el grupo es fundamentalmente no directiva, dejando que el propio grupo desarrolle su dinámica, sobre todo cuando se trata de expresarsentimientos. En los coloquios e intervenciones individuales esta actuación se hace algo más directiva. “El propósito fenomenológico juicioso no es otro que, digan lo que digan, uno debe manifestarse como es. Mostrar sentimientos es mostrar puntos débiles donde uno puede ser atacado” (Monedero, C., 1995, p. 155). Al terapeuta se le “exige” un estilo terapéutico dominado por una consideración positiva...
tracking img