Cosas dichas: pierre bourdieau

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4773 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COSAS DICHAS

BOURDIEU

Enrique Nieto Carramiñana
BOURDIEU: COSAS DICHAS

Los primeros años del autor no eran esperanzadores, menos mal para él, que así pudo reaccionar contra los poderes instituidos, universidad y burguesía (“porque no tenía que saldar cuentas” con ella), y de esta manera superar, en los años cincuenta y sesenta, la fenomenología imperante en su variante existencialista.A este proceso de superación también le ayudó la búsqueda de otras ciencias (“hacía matemáticas, historia de las ciencias”). De estos años, también repudia la sociología (“empírica mediocre sin inspiración teórica ni empírica”).

Esto le conectaba al estructuralismo. Ese afán de ruptura (“la voluntad de reaccionar contra lo que había representado para ella el existencialismo: el“humanismo” blando”). Así que Leví Strauss opera para él un cambio importante, por el bautizo de su ciencia como antropología y porque “ennobleció la ciencia del hombre”. Pero en nuestro autor asumir no es asentir, eso nunca, así que asume el cambio pero rechazando parte de él.

Así es Bourdieu: “se puede estar con Marx contra Marx”. Punto medio entre estructuralimo y humanismo, siempre dentro,siempre fuera, con una prosa en carne viva y un discurso opaco, pero apasionado; porque el discurso sencillo es el más manipulable (“lo que es complejo no se puede decir sino de modo complejo (…) es necesario recurrir a esas frases pesadamente articuladas, que se deben prácticamente reconstruir como las frases latinas”). Y así pare términos propios, o adorna de acepciones otros: habitus, estrategia,sens de jeu…

Pero este es otro punto, así que seguimos en los años cincuenta y sesenta preguntándonos cual fue el camino que como investigador siguió el estudiado, desde la filosofía hasta la sociología, pasando por la etnología y la antropología.

En un principio era una mezcla de etnólogo y sociólogo, en sus trabajos sobre la “fenomenología de la vida afectiva”, para cuyo métodorelee a Marx antes del marxismo estructuralista o del estructuralismo marxista, que tanto monta. Como antropólogo desarrolla trabajos sobre la adquisición del habitus económico capitalista en un cosmos pre-capitalista, y es en este punto cuando recurre a la estadística, para romper los fríos supuestos del estructuralismo, y su mundo social concebido como “espacio de relaciones objetivas quetrasciende a los sujetos”:

“He contado en la introducción a Le Sens pratique cómo descubrí con estupefacción, recurriendo a la estadística, lo que raramente se hacía en etnología, que el casamiento considerado como típico de las sociedades árabe-bereberes, es decir el casamiento con la prima paralela, representaba más o menos e1 3 o 4% de los casos, y el 5 a 6% en las familias marabúticas, másestrictas, más ortodoxas. Eso me obligaba a reflexiones sobre la noción de parentesco, de regla, de reglas de parentesco, que me conducían a las antípodas de la tradición estructuralista. Y la misma aventura me sucedía con el ritual: coherente, lógico, hasta un cierto punto, el sistema de las oposiciones constitutivas de la lógica ritual se revelaba incapaz de integrar todos los datos recogidos. Peronecesité mucho tiempo para romper verdaderamente con algunos de los presupuestos fundamentales del estructuralismo”

El salto de la etnología a la sociología en sus investigaciones del casamiento en Bearne, que es su propio país de origen. Este estudio, y por lo tanto ese paso, es realizado tras la investigación de la sociedad Kabil, la cual le sirvió para tres cosas fundamentalmente:

Objetivarla objetivación y al propio sujeto.

Para darse cuenta de los efectos que produce la observación sobre la descripción de lo observado.

Para darse cuenta de los presupuestos inherentes en la postura teórica como visión externa y alejada, sin compromiso. Y este es, precisamente, su punto de ruptura con el estructuralismo.

Así que resulta curioso como Bourdieu da a su propia biografía un...
tracking img