Cosmos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1257 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por favor, llamen a la Tierra. Aún no los hemos encontrado
[pic]
[pic]
NUEVA YORK -- Hace casi medio siglo, Frank Drake, un joven radioastrónomo con extraterrestres en su mente, se acercó a un pizarrón y garrapateó una serie de símbolos destinados a dar más claridad a la cuestión de cuán sola está la humanidad en el cosmos.
 
La docena de hombres sabios (no había mujeres) en la habitacióneran un grupo de élite. Entre ellos estaban Carl Sagan de la Universidad de Cornell, aún no un autor bien conocido; el bioquímico Melvin Calvin, que se enteraría durante la reunión de que había ganado el Premio Nobel de química; Barney Oliver, el jefe de investigación de Hewlett-Packard; y John Lilly, el experto en delfines, en cuyo honor el grupo se bautizó la Orden del Delfin.
 
Ellos analizaronlas variables a la luz de lo que entonces se conocía o se suponía, hicieron operaciones matemáticas, y concluyeron que podía haber una probabilidad de menos de mil en mil millones de que hubiera otras civilizaciones en la galaxia.
 
La Ecuación Drake, como se le conoce, ha servido como piedra angular de la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés) y para elprometedor campo de la astrobiología desde entonces.
 
Desde esa reunión, en 1961, naves espaciales han explorado todos los cuerpos importantes del sistema solar, excepto, Plutón, y los radioastrónomos han escuchado en busca de señales inteligentes procedentes de más de 1,000 estrellas, hasta ahora en vano. En febrero, una versión a menor escala de nuestro propio sistema solar, con un par de planetasanálogos a Júpiter y Saturno, fue encontrado orbitando una estrella a 5,000 años luz de distancia en la constelación Escorpión, llevando el número total de exoplanetas, como se les llama, a más de 250.
 
Se podría pensar que hemos hecho algún avance en la solución de la ecuación, o en su reestructuración, o en empezar a entender generalmente nuestra soledad cósmica. Pero sería un error.
 
"Mehacen esa pregunta todo el tiempo", dijo Drake, de 76 años, por teléfono desde su oficina en el Instituto SETI en Mountain View, California, donde es presidente emerito y director del Centro Carl Sagan para el Estudio de la Vida en el Universo. "No ha habido ninguna gran oportunidad. La ecuación sigue estancada".
 
Los descubrimientos del último medio siglo, explicó, han confirmado lo que eransólo suposiciones informadas de parte de los Delfines.
 
La ecuación de Drake consistía, y aun consiste, de siete factores, que abarcan todo el conocimiento y aspiración humanos. Algunos son estrictamente astronómicos, como la tasa de nacimiento de las estrellas en la Vía Láctea y la fracción de esas estrellas con los planetas; 10 por año y medio, respectivamente según los Delfines. Otros sonimposiblemente místicos, como la esperanza de vida promedio de la civilización tecnológica; 1,000 años a 100 millones de años fue la suposición.
 
En medio están detalles más confusos como cuántos planetas habitables hay por sistema planetario (uno por cada cinco, dijeron), y qué fracción de esos planetas habitables desarrolla vida, inteligencia y la tecnología para comunicarse con otros mundos. LosDelfines fijaron esas últimas tres probabilidades de manera optimista como, respectivametne, 100 prx, 100 por ciento y entre 10 y 100 por ciento (los delfines, por ejemplo, no construyen radiotelescopios). Si se multiplican todos los factores, se obtiene el censo galáctico putativo.
 
En el terreno en el cual los astrónomos realmente han conseguido datos nuevos, las antiguas suposiciones de losDelfines se han sostenido muy bien, explicó Seth Shostak, astrónomo y portavoz del Instituto SETI. En los terrenos más sociológicos y biológicos, donde los datos son ambiguos o inexistentes, no se puede probar que estuvieran equivocados.
 
"Estos tipos fueron enormemente afortunados o sorprendentemente proféticos", dijo. Un cambio, dijo, era en la idea de un mundo habitable, es decir, uno...
tracking img