Cosntratacion de deber ser de profesional de la docencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4175 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción.

La vocación docente se define como la inclinación o predisposición que tiene una persona hacia laguna profesión o estudio que exige condiciones y aptitudes especiales, incluso, se afirma que determina los rasgos que dicha persona posee.
La persona con estas cualidades es dueña de las aptitudes específicas requeridas para la carrera de que se trate; y si, además, siente unauténtico deseo por llegar a ejercerla y realiza los estudios necesarios con agrado y dedicación, resulta muy claro que tiene verdadera vocación.
Todas las personas están conscientes de la importancia que tiene saber elegir una carrera, y si ésta se relaciona con la enseñanza, lo menos que puede esperarse es que los aspirantes conozcan de antemano algunas de las situaciones que seguramente tendrán queenfrentar durante el ejercicio laboral. La actuación del maestro no sólo se fundamenta en el dominio de todas las técnicas y habilidades, eso no basta para ser un buen educador, también resulta indispensable que él mismo sea una persona de un tipo muy especial. Pudiera ser que se trata de alguien ampliamente capacitado, pero si los niños pequeños lo ponen nervioso, los más grandes le sacan dequicio y para colmo, no entiende a los preadolescentes y adolescentes, muy poco logrará dedicándose a la enseñanza.

El Docente:
Es aquel que enseña una determinada ciencia o arte. Sin embargo, el maestro es aquel al que se le reconoce una habilidad extraordinaria en la materia que instruye.
Como también cabe destacar que la pedagogía utilizada por el docente es el conjunto de saberes que seencarga de la educación como fenómeno típicamente social y específicamente humano. La pedagogía recibe influencias de diversas ciencias, como lo es la psicología, la sociología, la antropología, la filosofía, la historia y la medicina entre otras.
Se ha llegado a discutir muchas veces entre los más encumbrados pedagogos, y se seguirá discutiendo, si enseñar es un arte o una ciencia. Asunto difícil,diremos, de establecer de forma categórica, porque en ella uno utiliza todos los conocimientos que la “Ciencia de la Educación” nos provee, pero también, utilizamos los conocimientos que nos da la vida, que al fin de cuentas, resulta ser la más grande de todos las ciencias.
Sin embargo, es indudable que enseñar es un arte, que utiliza, como todas las artes, conocimientos científicos cristalizadosen leyes. Ahora bien, si en lugar de arte fuese ciencia, ya existiría alguna fórmula para crear una obra de arte como las que hicieron los grandes educadores de la humanidad. Además, a nadie se le hubiera ocurrido semejante transformación de la “formación docente” en particular y del Sistema Educativo en general.
Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar, que no existe una ciencia que capacite alhombre para realizar esta clase de trabajo. Y, si dudamos de esta afirmación, observemos a nuestro alrededor, preguntándonos: ¿Todos los docentes logran el mismo éxito en circunstancias semejantes? La respuesta es una verdad de Perogrullo. No, no todos los docentes logran éxitos semejantes en circunstancias semejantes. Pero, además, solemos escuchar que nuestros colegas se quejan del grupo queese año les ha tocado y, generalmente, la culpa es de los alumnos; que no quieren estudiar, que son indisciplinados, etc. Todas las quejas intentan justificar, en el fondo, el fracaso del profesional. Por lo tanto, no existen ni fórmulas ni recetas que capaciten al hombre para enseñar, es decir: “señalar el camino que conduce al auto educación en el marco del proceso de personalización”.

Laciencia difiere del arte, porque se rige por leyes, las cuales establecen que a las mismas causas corresponden los mismos efectos. El arte, en cambio, es una cosa distinta, no tiene reglas fijas ni leyes, sino que se rige por principios, que se enuncian de una misma manera, pero que se aplican de infinitos modos y formas. Vale decir, que nada nos da la posesión de un arte, de un principio como...
tracking img