Crónica de una muerte anunciada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2416 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.- QUE HIZO SANTIAGO NASAR DURANTE EL DÍA EN QUE LO MATARON Santiago Nasar, llegó a su casa al amanecer, se acostó un rato a dormir ; cuando se levantó pasó por el cuarto de su madre, fue al baño buscar unas aspirinas, bajo a la cocina, desayunó, se despidió y se fue para la calle a esperar la llegada del Obispo. Como éste no se bajó del barco, se fue con Cristo Bedoya. Antes de ir a desayunardonde la señora Santiaga, pasó por donde su novia y se fue luego a su casa a cambiarse de ropa, porque se tenía que ir para la finca. Al atravesar la plaza, lo siguieron los hermanos Vicario, lo alcanzaron en la puerta de la casa, pero como ésta la cerraron desde adentro, no pudo entrar y ahí mismo lo mataron. Las partes del libro donde dice que hizo en cada momento del día son : Santiago Nasarllegó ese día al amanecer a su casa, venía de la fiesta de la boda de Bayardo San Román con Angela Vicario “Santiago Nasar entró en su casa a las 4.20, pero no tuvo que encender ninguna luz para llegar al dormitorio porque el foco de la escalera ermanecía encendido durante la noche. Se tiró sobre la cama en la oscuridad y con la ropa puesta, pues sólo le quedaba una hora para dormir, y así loencontró Victoria Guzmán cuando subió a despertarlo para que recibiera al obispo.”1 Antes de llegar a la casa, fueron a llevar serenatas, entre ellas una a la casa de los novios: “Así que nos llevamos a los músicos a una ronda de serenatas, y seguirnos la fiesta por nuestra cuenta, mientras los gemelos Vicario esperaban a Santiago Nasar para matarlo. Fue a él a quien se le ocurrió, casi a las cuatro, quesubiéramos a la colina del viudo de Xius para cantarles a los recién casados” Al bajar de la casa de Angela Vicario, quisieron ir a comer pescado, pero Santiago Nasar dijo que quería ir a dormir una hora: “. Se fue con Cristo Bedoya por la orilla del río bordeando los tambos de pobres que empezaban a encenderse en el puerto antiguo, y antes de doblar la esquina nos hizo una señal de adiós con lamano. Fue la última vez que lo vimos”. Santiago Nasar se levantó muy temprano, porque quería ir a saludar al obispo que pasaba ese día por la ciudad “El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”.2 Enseguida se vistió :
1 2

García Márquez Gabriel . Crónica de una muerte anunciada. Pag. 28 García Márquez Gabriel.Crónica de una muerte anunciada. Editorial La Oveja negra. Bogotá pag. 1

“Santiago Nasar se puso un pantalón y una camisa de lino blanco, ambas piezas sin almidón, iguales a las que se había puesto el día anterior para la boda”3 Pasó por la pieza de su madre, Plácida Linero, buscando una aspirina y le contó a ella el sueño que había tenido la noche anterior, en la cual había dormido mal: “Laúltima imagen que su madre tenía de él era la de su paso fugaz por el dormitorio. La había despertado cuando trataba de encontrar a tientas una aspirina en el botiquín del baño, y ella encendió la luz y lo vio aparecer en la puerta con el vaso de agua en la mano, como había de recordarlo para siempre. Santiago Nasar le contó entonces el sueño, pero ella no les puso atención a los árboles. -Todos lossueños con pájaros son de buena salud -dijo.”4 Antes de abandonar la casa, le había sacado los proyectiles al arma y la colocó en la gaveta de la mesa de noche : “pero antes de abandonar la casa aquel día le sacó los proyectiles y la puso en la gaveta de la mesa de noche.” Pasó por la cocina donde estaban Victoria Guzmán y su hija Divina Flor a tomar café; cuando agarró a ésta última del brazo,la madre lo amenazó con el cuchillo con el cual estaba descuartizando unos conejos: “Estaba descuartizando tres conejos para el almuerzo, rodeada de perros acezantes, cuando Santiago Nasar entró en la cocina. «Siempre se evantaba con cara de mala noche» Santiago Nasar atravesó la casa y Divina Flor le abrió la puerta y dijo que tenía las manos muy frías: “Santiago Nasar atravesó a pasos largos...
tracking img