Crónica semana santa [jueves] (ejemplo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1051 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La Pasión De Cristo, La Fe De Un Pueblo.”

En unos de los días más calurosos del año, cuando la mayoría de la gente piensa sólo en playa, arena y vacaciones, existen también aquellos que recuerdan y conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Cristo, el salvador.

Jueves Santo
Entre incienso, sol y una combinación de aromas diferentes –más que nada de perfume y de sudoraciones- corre lagente a la iglesia al sonar de la campana, decidida no sólo a terminar lo que comenzó la semana anterior -domingo de ramos-, sino a llegar a tiempo para alcanzar lugar.
Son las 4:30 y la primera campanada a misa no alerta a demasiada gente, es más bien la segunda llamada la que comienza a captar la atención para que el pueblo se anime a llegar, sin embargo, también están aquellos que comodesafiando el tiempo, deciden salir a la tercera y última llamada.
Las 5 de la tarde y aun se ve gente corriendo a misa, encontrándose a varios vecinos por la calle en el trayecto hacia la iglesia, e intentando encontrar quizá no un asiento, pero al menos un lugar donde se pueda hacer presencia.
Ya es Jueves Santo, y la Parroquia de San José de Banderilla, comienza a tornarse más llena que decostumbre, porque claro, en la Semana Mayor, hasta los “solo creyentes” somos católicos de corazón.
La fe mueve montañas, pero a veces le cuesta mover a la gente, por lo que a quienes les cuesta llegar temprano, también les cuesta perderse el inicio.
Parece una misa normal –a excepción de la cantidad de feligreses asistentes- hasta que el sacerdote hace referencia hacia los actos de bondad y sacrificiode Jesús.
Un Mandamiento Nuevo Nos Da El Señor
Lo nuevo no es ese recordatorio de los actos samaritanos del hijo de Dios, lo nuevo es… todo.
Cristo en la cruz tras el par de cortinas en el fondo del altar, ocultando sus brazos, apenas dejando ver con dificultad la inscripción conocida por todos, INRI, “Jesús Nazareno, Rey De Los Judíos”.
Al frente, una tarima resta espacio entre el altar y lagente, uno pensaría que es ridículo, espacio es lo que más se necesita en esta época dentro de una iglesia, pero todo cobra sentido cuando el párroco menciona lo importante de este día, el nuevo mandamiento que nos da el Señor, que nos amemos todos como él nos amó.
Lavatorio de los pies
Detrás del sacerdote, vestido completamente de blanco, comienzan a salir acólitos con sillas, colocándolas alos costados sobre la tarima tapizada de una alfombra roja, rodeada por la blanca tela que cubre el trabajo de los hombres más cercanos a la iglesia que estuvieron trabajando en ella.
Con 8 sillas de cada lado, haciendo un total de 16, comienzan a salir de la sacristía, nada más y nada menos que los 12 apóstoles de Jesús, todos y cada uno de ellos tomando su lugar correspondiente.
Se pensaría quesobran 4 asientos, sin embargo, junto a los fieles seguidores del nazareno, se sienta una pareja a cada extremo, hombres y mujeres vestidos a blanco y negro.
Citando el Santo Evangelio según San Juan, el clérigo comienza a hablarnos sobre cómo Jesús lavó los pies a sus discípulos, y la negativa de Pedro hacia esto.
Al término de esta lectura, haciendo un acto de respeto, sumisión y enseñanzasegún lo escuchamos, el sacerdote coloca una silla más en el centro de la tarima, y se inclina frente a ella, un par de acólitos se acercan a él con cubetas llenas de agua, mientras otro más –una niña de uno 10 años aproximadamente- sostiene una toalla blanca y una barra de jabón rosado.
Uno a uno, los discípulos comienzan a sentarse frente al padre, quien les desata una de sus sandalias &sobre una tina, les moja los pies, les lava, seca y besa.
Con el rostro rojo por el esfuerzo que le implica estar agachado durante un largo rato, el hombre de blanco atuendo y cabellera y barba canosa, inclina su rostro al orar, con una visible cara de pena, la cual no se sabe si es de cansancio o por arrepentimiento de sus pecados.
Felipe, Santiago Menor, Bartolomé, Tomás, Juan, Simón, Mateo,...
tracking img