Cratilo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1601 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

El Crátilo es, sin duda, entre los diálogos de Platón, uno de los que más bibliografía específica ha suscitado en virtud de los múltiples problemas que plantea . Dejando aparte multitud de pequeños detalles que van sur¬giendo a lo largo de todo el diálogo, éstos son los puntos que más discusión han producido: posición relativa del diálogo dentro de la obra platónica,identificación de los personajes, relación de sus teorías con las corrientes de pensamiento de su época y de épocas ante-riores, valora¬ción del largo pasaje de las etimologías; en fin, el objeti¬vo último que Platón se pro-puso al escribirlo. No preten¬do -ni es ése el lugar adecuado para ello- exponer con detalle las dife-rentes opiniones sobre todos estos puntos, aunque sí presentar, de una forma resumida,el estado ac¬tual de la cuestión. Sin embargo, por razones obvias ofrez¬co previamente un resumen del conte-nido del diálogo.
El Crátilo se estructura, después de una breve intro¬ducción, sobre la base de dos conversaciones sucesivas de Sócrates con Hermógenes y Crátilo, siendo la primera la más larga, aproximadamente dos tercios de la obra.

I. Introducción. Hermógenes/Crátilo/Sócrates(383a-385a)

Se inicia el diálogo con una invitación, por parte de Hermógenes, a que Sócrates participe de la discusión que éste ha estado sosteniendo con Crátilo sobre la exactitud de los nombres. Crátilo ce-de con desgana y Hermógeness plantea el punto de partida; Crátilo sostiene que los nom¬bres son exactos por «naturaleza» (physei), por lo que al¬gunos no corresponden a quienes los llevan, porejemplo: el mismo de Hermógénes. Éste, por el contrario, piensa que la exactitud de éstos no es otra cosa que «pactó» y «consenso» (synthéke, homología), «convención» y «hábi¬to» (nómos, éthos).
La base de partida de Hermógenes es, como se ve, muy estrecha: no se trata de la exactitud del lenguaje en gene¬ral, sino de los nombres y, dentro de éstos, de los propios.
Sócrates opina que es un asuntomuy serio y que me¬jor sería ponerse en manos de los sofistas (especialmen¬te, Pródico) -actitud irónica que va a mantener buena par¬te del diálogo y que pone de manifiesto la poca seriedad que el tema del lenguaje, así planteado, tiene para Sócrates-. Pero ac-cede a indagarlo por el método dialéc¬tico en compañía de Hermógenes.

II. Sócrates/Hermógenes (385a-428b). Crítica de la teoríaconvencionalista del lenguaje.

1. EN BUSCA DE UNA BASE SÓLIDA. - Sócrates pretende destruir inmediatamente la teoría convencionalista, pa¬ra adherirse, en principio, a la idea naturalista de Cráti¬lo. Y esto lo hace por los siguientes medios:
a) llevando a Hermógenes, sin que éste lo advierta, desde una vaga postura convencionalista a otra extrema, individualista. Hermógenes había hablado de pacto,con¬vención, hábito «de quienes suelen poner nombres», pe¬ro Sócrates le hace admitir que es exacto el nombre que «cada uno po-ne». Su intención es clara: relacionar esta postura convencionalista con la epistemología de Protá-goras, que Hermógenes rechaza en principio;
b) sentado el principio, frente a Protágoras, de que los seres «son en sí» -y, por tanto, las ac-ciones, entre las cuales está lade nombrar;
c) llevándolo a admitir que «se puede hablar falsa¬mente», con lo que se viene abajo definiti-vamente la teo¬ría de que todos los nombres son exactos por convención.
A través de un paralelismo muy estrecho -y muy del gusto de Sócrates- con la acción de tejer (y otras activi¬dades artesanales), el instrumento, el artesano que lo em¬plea y el fabricante que lo cons-truye, se llega a laconclu¬sión de que la acción de nombrar tiene un instrumento, que es el nombre, un artesano, que es el dialéctico, y un fabricante, que es el legislador-nominador.
Al final de esta parte del diálogo queda claro que «pue¬de que... no sea banal la imposición de nombres... con que Crátilo tiene razón... el artesano de los nombres no es cual¬quiera, sino sólo aquel que se fija en el nombre que...
tracking img