Creacionismo y evolucionismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7199 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EVOLUCIÓN O CREACIÓN, GENOMAS Y CLONACIÓN
Emilio Yunis*
El texto –siguiendo el proceso histórico-científico–, muestra la importancia de los estudios referidos a la creación y evolución, tanto del genoma humano como de la clonación, los temores que se generaron alrededor de los avances propuestos por la Ingeniería genética y sus implicaciones políticoéticas. This text –following ahistorical-scientific process– describes the importance of studies centered on creation and evolution, those done on the human genome as well as those on cloning, and the fears that were generated around these scientific advances of Genetic Engineering as well as its political and ethical implications.

*

Médico genetista de la Universidad de Antioquia. Estuvo vinculado a la Universidad Nacional deColombia hasta 1997, donde creó el Instituto de Genética. Autor de numerosas publicaciones internacionales especializadas en citogenética, genética clínica y de poblaciones, inmunogenética molecular, estructura genética de la población colombiana y genética forense entre otras.

NÓMADAS

231

ablar del genoma humano, de su importancia y de sus posibilidades, lleva, por necesidad, a discutirtambién las otras tecnologías disponibles, en especial el ADN recombinante y la clonación. Eric Hobsbawm introdujo en la Historia del siglo XX la noción del siglo corto. El siglo XX comenzó en forma tardía con la Primera Guerra Mundial y finalizó en forma prematura con la disolución de la Unión Soviética. Esta visión del “siglo corto” ha hecho carrera; Hobsbawm la reivindica en su último libro publicadocon el sugestivo nombre de Conversaciones con Eric Hobsbawm sobre el siglo XXI. Formulaciones diversas se presentaron con relación a 1914 y a la Gran Guerra, casi todas después de la Segunda Guerra Mundial, que con gran ironía hizo que se recapacitara a propósito del devastador episodio que se inició en Sarajevo. La destrucción producida en esa guerra, la crueldad de la misma, el número de vidasarrasadas, el hambre que padecieron millones de personas, la redistribución del mundo impuesta entonces, y la conciencia de que el género humano podía verse impulsado hacia un desastre mayor, aniquilador, marcaron el gran viraje de nuestro tiempo. Para algunos, el mundo como se conocía entonces terminó, para otros la modernidad acusó en ese momento un gran impacto. Hiroshima es un punto intermedio,por lo menos con una doble connotación: de una parte, hasta dónde puede llegar el poder de destrucción que pone en riesgo la supervivencia de la misma especie, y de otra, interroga acerca de la responsabilidad del hombre de ciencia, cuáles son sus límites, cuál es la frontera de su búsqueda, preguntas que cobrarían la mayor expresión con el estallido de la Ingeniería Genética, por el mundo queabre, por los temores que despierta, y por el inmenso poder que sitúa en manos de los hombres, para bien o para mal. Con la Ingeniería Genética la responsabilidad del hombre de ciencia se cuestiona y se demanda, es tal el poder a disposición, que son los científicos mismos los que propugnan por la existencia de comités que se encarguen de regir su práctica científica, son ellos mismos los quedespués de famosas moratorias, reclaman la reglamentación de su actividad, en especial después de que se hizo realidad la “manipulación genética”, la manipulación de la vida. El mundo tomó conciencia de muchas cosas después de la Primera Guerra Mundial, de las guerras en primer lugar, de los poderes económicos en juego, de las relacio-

H

nes de poder en cabeza de las grandes potencias que iniciaronla distribución del mundo a su antojo, del nacimiento en firme de lo que desde entonces se llamará la geopolítica, del equilibrio que se estableció con el mundo bipolar, que llegó a su fin con la disolución de la Unión Soviética, hace diez años, lo que marca, en la visión que contemplamos, la de Eric Hobsbawm, el final del siglo XX, y del siglo corto. Es indudable que la visión de Hobsbawm es...
tracking img