Crimen organizado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9729 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CRIMEN ORGANIZADO Y LA CRISIS DE LA JUSTICIA MEXICANA, A TRAVÉS DE UN CASO RESONANTE Carlos Elbert INTRODUCCIÓN Considero indispensables algunas aclaraciones previas al trabajo que abordaré de inmediato. Confieso que la misión de escribir este ensayo es un serio desafío, ya que, si la óptica de quienes tuvieron inmediación a los hechos pudo estar distorsionada o controvertida, mucho mayorespueden resultar las deformaciones de un observador lejano al sentir profundo de la sociedad mexicana. Es preciso, entonces, que delimite, lo más claramente posible, mi postura como analista, a fin de no generar ideas equívocas en los lectores. Tengo a mi favor haber vivido largamente fuera de mi propio país, Argentina. Residí siete años consecutivos en Alemania y ello me permitió adaptarme aldesarraigo y a contemplar la realidad latinoamericana desde lejos. Puedo garantizar que las cosas se ven mucho más matizadas, respecto a quienes están en casa permanentemente. Quiero ejemplificarlo con un caso paradigmático, cual fue el de la guerra de las Malvinas, en 1982, que dividió momentáneamente a los argentinos entre quienes pensaban sólo en la defensa de los intereses patrióticos y los queinterpretábamos la locura insensata de una dictadura militar, procurando perpetuarse, asumiendo banderas centenarias de reivindicación territorial. Al caer la dictadura, millones de argentinos que vivieron los acontecimientos dentro del país, pudieron comprobar que, tal como sosteníamos los desterrados desde la distancia, los habían embaucado. Esto significa que, muchas veces, la perspectiva permitever el bosque, y no sólo el árbol. Al regreso de Europa decidí profundizar mi identidad latinoamericana y he tenido la fortuna de haber viajado por toda América Central, el Caribe y buena parte de América del Sur. También pude recorrer parte de México y procuro leer cuanta información obtengo sobre su historia, abrumadora de fastuoso desarrollo cultural precolombino. Nuestra Argentina “empieza” conla llegada de los españoles; México, en cambio, es una de las raíces profundas de la cultura latinoamericana y en ella debemos abrevar quienes “no tenemos historia” o tenemos muy poca. Las apreciaciones precedentes no son un desarrollo biográfico, sino testimonio de la admiración que siento por México, rayana en la envidia cultural. Envidia por su folklore, su música, sus escritores, las lenguasy tradiciones de sus diversas razas, lo que expresan Uxmal, Chichen Itzá, Palenque, Monte Albán, El Tajín, Teotihuacán, etcétera, etcétera, más todo lo que aún yace bajo el territorio, sin dinero que alcance para restaurar tanta riqueza. En México, el pasado sigue brotando día a día, desde las entrañas de la tierra. Y qué decir de su historia moderna, que arranca en la fabulosa Revolución, híbridoincreíble de conquistas burguesas del siglo XVIII y sociales de inicios del XX. Pareciera que nada de lo que acontece en México será sencillo ni anecdótico. Su pueblo estalla como su volcanes, cuando menos se piensa. Y sigue produciendo fenómenos insólitos, como el Zapatismo de fines siglo XX, que en cualquier otro país latinoamericano ya habría sido bombardeado con napalm, o le habrían aplicandométodos de limpieza étnica como los del guatemalteco Ríos Montt. 1 Vol. I agosto-diciembre 2008 www.somecrimnl.es.tl

Con lo que llevo dicho (y es poco, en referencia a lo que quisiera expresar ), afirmo, entonces, que mi respeto por México es inmenso; ahora bien, sé que el pueblo mexicano es profundamente patriota, nacionalista y susceptible ante la crítica a lo suyo. Las pasiones entrebandos enfrentados no suelen ser aquí de baja intensidad, porque los temperamentos ancestrales autóctonos e hispánicos tienen fuerza suficiente como para provocar las erupciones a que hice referencia. Quiero dejar aclarado, en suma, que ninguna de las apreciaciones críticas de este trabajo, implican un menosprecio, un intento de caricaturizar o subestimar los acontecimientos o las personas que...
tracking img