Crimenes y pecados de leonor arfuch

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 113 (28210 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. Crímenes y pecados: de los jóvenes en la crónica policial, por Leonor Arfuch
Leonor Arfuch es semióloga, profesora titular e investigadora de la Universidad de Buenos Aires. Ha publicado La interioridad pública (1992), La entrevista, una invención dialógica (1995), y, en coautoría, Diseño y comunicación. Teorías y enfoques críticos (1997), así como numerosos artículos en libros y revistasespecializadas nacionales y extranjeras.

ISBN 987-95490-9-0 © UNICEF Argentina, 1997

Diseño: Juan Pablo Fernández UNICEF Argentina Maipú 942 14º 1340 Buenos Aires Argentina Julio de 1997 Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen a los autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista del UNICEF. Esta publicación puede ser reproducida parcialmente siempre que se hagareferencia a la fuente.

Índice

5 7 11

Presentación Introducción 1. Las identidades juveniles en la cultura contemporánea 2. La criminalidad como tematización en los medios 3. De la simultaneidad del mal: los casos Caviale y Coria 4. La construcción mediática del “menor” victimario 5. El tema según los expertos 6. Representaciones de los jóvenes en la prensa o la puesta en escena del “estadode las cosas”, por Leticia Sabsay Conclusiones Anexos

15 23

35 41 53

71 79

Presentación

Este año se cumplen siete años de que la Argentina incorporó a su derecho interno la Convención sobre los Derechos del Niño. Este instrumento jurídico reconoce a todas las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho e imprime un giro en las maneras de percibir, pensar y actuar enrelación con la infancia y la adolescencia por parte de la familia, el estado y la sociedad. Además de las necesarias modificaciones aún pendientes en el campo jurídico y de las políticas públicas, el cumplimiento de la Convención nos obliga a todos a revisar valores y prácticas sociales cotidianas. En un mundo cada vez más mediático, en el cual los hechos adquieren su dimensión o comienzan a existirporque se ven en la televisión, se escuchan en la radio o se leen en los diarios, el ciudadano común reafirma sus prejuicios, exacerba sus pasiones o va dando forma a sus ideas influido sistemáticamente por ese intercambio cotidiano y familiar con los medios. En este contexto, la responsabilidad por el pleno cumplimiento de la Convención también recae en los medios masivos de comunicación.Convencidos de esto y preocupados por el estado de alarma social que se crea y las demandas de mayores castigos cuando un adolescente es autor o, lo más grave, se presume que es autor de un delito aunque ello no esté comprobado, buscamos comprender cómo se construyen las noticias, principalmente en la prensa escrita. Queríamos entender cómo eran procesados y volcados a la opinión pública temas tancomplejos, que en la comunidad internacional han sido debatidos y objeto de normativas claras y garantistas tanto de los derechos de las víctimas como de los victimarios. Para ello solicitamos la colaboración de
5

la licenciada Arfuch, experta en análisis de discurso, autora del documento que presentamos. El mismo, fruto de una meticulosa revisión en varios diarios de alcance nacional, da cuentade un discurso que parecería no haber tomado nota de la urgencia de revisar percepciones, valores y lugares comunes, que refuerza prejuicios y estigmatiza a algunos jóvenes por su condición social. No cuestionamos el hecho de que los adolescentes, más allá de su condición socioeconómica, son capaces, tal como los adultos, de cometer delitos muy graves y que ello debe generar una reacción delestado. Sin embargo, dicha reacción debe ser garantista de los derechos de estos jóvenes reconociendo los avances que ha logrado la Argentina en la materia: el respeto a las disposiciones contenidas en la Convención sobre los Derechos del Niño y la normativa de las Naciones Unidas. Contrariamente a ello y, seguramente sin proponérselo, la construcción de la noticia, en muchas oportunidades, termina...
tracking img