Criminal neurotico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2660 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 
Un criminal freudiano
En un artículo sobre la psicoterapia de la psicosis Binswanger , cita una carta de Freud al médico tratante del señor nombrado XY, quien fue paciente suyo durante varios años, el texto de la carta es este:
Viena, 30 VI 1935
Muy querido Doctor:
Sus noticias concernientes al final de X.Y. me han conmovido, ya que este hombre a ocupado durante varios años un fuerteinterés en mis actividades médicas. No me he preocupado ni de su constitución típica, ni de su clasificación en una categoría psiquiátrica. Más aún, no estoy satisfecho del diagnóstico clínico de Esquizofrenia para su caso. Gustoso le hago parte de lo que he creído comprender del mecanismo psíquico del desencadenamiento de su enfermedad.
Acudió a mi consulta quejándose de una incapacidad total paratrabajar y de su pérdida de interés para su profesión y negocios. He logrado volverlo apto al trabajo, sin embargo, la reanudación de un nuevo trabajo en teoría no se lograba. No lo veía nunca completamente normal, la manera según la cual trataba caballerosamente lo simbólico en sus pensamientos, arrojaba en tropel sus identificaciones, falseaba sus recuerdos, defendía su superstición delirante,[todo esto] era siempre psicótico, y su humor siempre sub-maníaco. En la etiología, indudablemente uno era reenviado a momentos constitucionales, pero fuera de esto, se planteaba sin embargo la pregunta de la causa individual del desencadenamiento de la enfermedad, a la cual yo no podía responder. Un día creí haber encontrado la pista. Él permaneció solo en mi despacho y cuando volví, se acusaba deuna acción indecente que hubiera podido, sin embargo, fácilmente silenciar. (había leído mis notas personales sobre el escritorio). Esta confesión me impresionó fuertemente. Estuve tentado de introducir la confesión en el análisis. El estaba entonces abrumado por algo que había hecho y que se esforzaba en guardar secreto; añado mi recuerdo de que él, que tenía la costumbre de hablar abundantementede todas las frases y acontecimientos de su vida, había más bien evitado precisamente hablar de su gran invención técnica y de sus hechos concomitantes. En fin, si en mi se forma la suposición que algo de esa historia de la invención no estaba completamente en orden; aquí, él se hacía reproches sobre algo que trataba de repudiar.
Aquello que podría ser, yo no lo adivinaba. Yo estaba entonces enla duda de saber si debía continuar esta pista y levantar la denegación supuesta. En el caso de una neurosis, esto hubiera sido la vía correcta y hubiera permitido la expedición definitiva del caso. Pero yo dudaba, probablemente con razón, en lo que concierne a la influencia analítica sobre una psicosis. Podía esperarme a que un devenir consciente de la raíz del conflicto que seguía, iba aprovocar un nuevo desencadenamiento de la psicosis de la que no podía controlar más ni el proceso ni el final. Considerando la situación decidí dejar dormir este asunto y contentarme con el éxito incompleto y temporal.
El paciente me deja después con el pretexto de que sus negocios en Berlín no soportaban su ausencia. Felizmente, por mi propio futuro, yo había rechazado su propuesta de venir a vivirBerlín. Poco después, supe por parte de alguien de confianza, que el hombre con quien el paciente había trabajado sobre su invención y que ahora estaba empleado en una empresa Checa, había amenazado el paciente de acusarlo a propósito del derecho de propiedad de dicha invención, pero le había propuesto un compromiso de paz que el paciente había rechazado de manera brutal. Esto pasó mientras que élestaba aún en análisis conmigo; el paciente no lo había mencionado, yo no sabía siquiera que un tal colaborador existía. Este inició un proceso contra el paciente y lo ganó a nivel nacional, pero no pudo sin embargo continuar acciones judiciales en lo que concierne países extranjeros. No sé como continuó asunto después. Pero mi sospecha parecía confirmarse. El paciente era de alguna manera un...
tracking img