Crisis capitalista y descomposicion social: mexico un ejemplo de la situacion internacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1937 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[Mexico] Crisis capitalista y descomposición social: México, un ejemplo de la situación internacional
Grupo Socialista Libertario
Martes 21 de octubre de 2008

Prendes la tele y entre anuncios de white secret y los spots del gobierno, las noticias: ejecuciones, secuestros, siniestros sangrientos, militarización y angustia parecen ser el único pan que el capitalismo ofrece últimamente. Y antela tentativa de pensar que “todo tiempo pasado fue mejor”, es preciso analizar la “creciente oleada” de gansterización de la vida social no sólo en México, sino en el mundo entero, con miras a entender desde una posición de clase lo que está aconteciendo. En particular, los recientes hechos del pasado 15 de septiembre en la conmemoración del “Grito de Independencia” en Morelia, Michoacán donde dosexplosiones de granada hirieron a más de 130 personas y mataron a 6 mujeres y 2 hombres, aparecen como la gota que derrama el vaso mediático de la “crisis nacional de la criminalidad” y no es gratuito que así sea, después de las varias escenas en televisión y periódicos donde descabezados, secuestrados, asesinados y ejecutados hacen las delicias de la nota roja, la única nota que vende, cuando nohay fútbol. A este efecto, resultan estremecedores los acontecimientos del 28 de agosto en Yucatán, con sus 12 decapitados; los del 11 de septiembre en el Estado de México, con sus 24 ejecutados; sin contar las múltiples coberturas a los casos de secuestrados entre las filas de la burguesía: el niño Martí, la chica Nelson Vargas, etc. Pero lo que casi nadie dice es lo que pasa en nuestrosbarrios, todos los días, donde los efectos de la descomposición social se sienten también y de manera no menos apabullante: secuestros express a cualquier transeúnte para cobrar unos cuantos cientos de pesos, interminables asaltos a microbuses para robar miserables cantidades en comparación con los negocios millonarios del narco, peleas callejeras de bandas, etc, etc, etc… Para nadie es secreto que “lacriminalidad” está en todos lados. Pero ¿a qué responde?, ¿son expresiones de una malignidad fatal que corre en estos tiempos o tienen raíces materiales?, ¿son causas o consecuencias?, ¿cómo enfrentarlas?, ¿apelando a la fuerza bruta de los cuerpos represivos del Estado?, ¿uniéndonos todos en un “frente común contra la delincuencia”?
No podemos decir que los sucesos no espantan y no hacensentirnos desamparados ante el sadismo de una sociedad tan descompuesta, sobre todo cuando escuchamos lo que pasa en el mundo entero: guerras interimperialistas como la de Georgia, donde un pueblo paga con su sangre las peleas entre bloques y potencias que a costa de lo que sea buscan consolidar su coto de poder y sus mercados; conflictos religiosos como en Oriente Medio, donde nuevamente el juegointerimperialista de naciones pequeñas y grandes mistifica la diferencia y la enarbola como choque cultural que cubre intereses económico-políticos, asesinando a miles; pugnas étnicas como los sucesos que a diario ocurren en los “países centrales”, donde la xenofobia del “primer mundo” hacia cualquier “intruso”, como en el caso de los emigrados árabes en Francia el pasado año 2005, oculta la realidad dela quiebra capitalista en el mal llamado “tercer mundo”; bandas gangsteriles en Centroamérica, África, etcétera, donde los jóvenes no tienen otra manera de integrarse a la sociedad que delinquiendo, etc., etc., etc.. Sin embargo, es preciso denunciar los manejos mediáticos e ideológicos que la burguesía hace de estos hechos, en el caso concreto mexicano, donde el discurso de la “escalada deviolencia” mete en el mismo saco a las pugnas interburguesas del narco, los actos del “crimen organizado” también burgués y a todas las expresiones de delincuencia a pequeña escala entre las capas proletarias y de otros sectores explotados, sin aclarar las causas de los fenómenos ni mucho menos su uso ideológico contra la clase obrera. Respecto a los sucesos de Morelia, podemos ver al menos dos...
tracking img