Crisis del euro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (551 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La pereza del Euro

La economía del viejo continente parecía ser un muro infranqueable. Y cuando entró en riesgo nadie los miró con desconfianza; incluso, desde el Banco Central Europeo (BCE)salieron a dar total apoyo a los “alumnos desordenados” de la región: “No hay problema, los vamos a rescatar chicos, no queremos que se vayan del Euro”, sostenían.
Llevado al plano local, es como quetoda Sudamérica estuviera agrupada en el Mercosur; y a su vez, todos detentaran un poder equivalente. Aún así habría algunos países más ordenados –y con mayor poder- que otros: y en el caso de unacrisis, los mejores estarían obligados a financiar lo que los más vulnerables no pueden pagar.
Por ejemplo, acá debería aparecer la superioridad local de Brasil y Chile. En Europa, la batuta esdirigida por Alemania y –en parte- Francia.
Y, por supuesto, esta es la parte donde se inician las disputas.
Ahora los germanos miran con recelo la idea de salvar a sus vecinos irresponsables.“Nosotros nos hemos portado bien ¿por qué tenemos que darles un salvavidas?”. Y claro, poco a poco el apoyo inicial se ha ido mermando, por lo que desde Berlín ya no parecen tan interesados en la permanencia deGrecia, y se muestran “indiferentes” ante sus amenazas de salida.
En el caso de España e Italia: el BCE recalca –cada vez que puede– que comprar la deuda soberana es “adictivo como una droga”. Yclaro, la situación parece igual de riesgosa que buscar financiamiento a través de la impresión indiscriminada de dinero.
Resolver el problema de deuda con más deuda no parece convencer a lasautoridades; y –a simple vista– parece una medida irresponsable. Al igual que en nuestro país, quienes recibirán los embates del probable plan de austeridad culpan a la clase política de haber cometido loserrores macroeconómicos que los llevaron hasta las últimas consecuencias.
De todos modos, desde los gobiernos locales no se cansan en convencer al BCE de que cumplirán sus peticiones. Por lo...
tracking img