Crisis económica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3324 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo 5

LA CRISIS EN ESPAÑA

España y Estados Unidos Este capítulo pudiera titularse, como la popular novela de García Márquez, «Crónica de una muerte anunciada», porque numerosos fueron los economistas que llevaban años prediciéndola. El actual gobernador del Banco de España, por ejemplo, en un artículo titulado «Cambiar cuando todo va bien» [El País 5 marzo 2004], sostenía que había queabandonar un modelo de crecimiento basado en la demanda interna (es decir, básicamente, la construcción) e ir a otro basado en la competitividad internacional, la mejora de la educación, la investigación, y los colegios bilingües, y anunciaba que eso haría su partido, el Socialista, si ganaba las elecciones. Pues bien, después de cinco años largos en el poder, el gobierno habla ahora de «cambiarel modelo», lo que significa que el

Partido Socialista no lo cambió cuando llegó al poder pocas semanas después de publicarse dicho artículo, tras ganar las elecciones el 14 de marzo de 2004. Ni parece realmente decidido ahora a llevar a cabo ese famoso cambio de modelo. La situación de la economía española en 2007 tenía puntos de semejanza con la norteamericana pero también, naturalmente,grandes diferencias. Como en Estados Unidos, la construcción se había convertido en un sector de gran actividad, por razones muy parecidas: bajos tipos de interés, gran afluencia de inmigrantes, mejora del nivel de vida. Al igual que en Estados Unidos, aunque mucho más recientemente, España se había convertido en un país imán para los inmigrantes, también por varias razones: por su cercanía alcontinente africano, de donde provenía una parte importante de los recién llegados; por el idioma español y la cultura latina, que atraían a otro fuerte contingente, el de los provenientes de Iberoamérica; por el clima mediterráneo y los precios relativamente bajos, que atraían a inmigrantes del norte de Europa sobre todo, en este caso no en busca de empleo, sino de un retiro asequible y cálido; y porlas facilidades que se daban a los inmigrantes, especialmente a partir de alcanzar los socialistas el poder en la pri-

128

129

mavera de 2004, no sólo en la aceptación de los «sin papeles», es decir, los inmigrantes ilegales, sino también por la generosidad con que se admitía a los ilegales a los servicios médicos y asistenciales de la seguridad social. Por todos estos factores, España seconvirtió en el país del mundo (con la excepción de Luxemburgo y Suiza) que mayor tasa de inmigrantes recibía en relación con su propia población. Una de las consecuencias de este influjo de inmigrantes, cuyas tasas de natalidad eran mucho más altas que las de los nativos, fue un fuerte aumento de la población. Desde el punto de vista económico, tal incremento inmigratorio creaba la situaciónideal para el crecimiento del sector de la construcción de viviendas: de un lado, los inmigrantes demandaban nuevas viviendas; de otro, ellos mismos constituían la mano de obra relativamente barata que las empresas constructoras empleaban. A este respecto, un punto en que Estados Unidos y España diferían era el relativo al precio del suelo. En Estados Unidos hay pocas restricciones a la construcción;en España, en cambio, las condiciones requeridas para construir son engorrosas y onerosas; la calificación sobre la edificabilidad del suelo está, en su mayor parte, reservada a los Ayuntamientos, que utilizan

este poder como una fuente de ingresos, a menudo ilícitos. En consecuencia, los precios del suelo alcanzaban mayores cotas en España que en Estados Unidos; la mayor densidad de poblaciónespañola (aunque baja en el contexto europeo) contribuía también a la carestía del suelo. Otro rasgo en común entre las economías española y estadounidense se refiere a su balanza de pagos: por razones diferentes, ambos países tienen desde hace mucho tiempo (en España es un problema secular, en Estados Unidos más reciente), una tendencia crónica al déficit comercial, es decir, a importar más...
tracking img