Crisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5782 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Crisis y perspectivas de los partidos políticos en el Perú
1. Introducción.
En los últimos años han aumentado los trabajos sobre la crisis de los partidos políticos, sin embargo han primado en ellos enfoques que privilegian el proceso político global (Cotler 1988, López 1991, Crabtre e1994), la dinámica institucional (Tuesta 1995) o la caracterización de determinados fenómenos puntuales queafectan el proceso de intermediación y la organización partidaria (Adrianzén 1992, Pásara 1993, Franco 1993, Rochabrún 1994).
Esta opción, de examinar la crisis de los partidos como tales, es cuestionada por quienes consideran que en el Perú los actores partidarios nunca desarrollaron la suficiente autonomía como para ser considerados unidades de análisis en sí mismos. Esto se debería a quesociedad y Estado se encuentran «pegados» en nuestra realidad, haciendo muy difícil la diferenciación entre actores sociales y actores políticos. Esta observación deriva su fuerza de que, efectivamente, la diferenciación entre sociedad y Estado no ha alcanzado en el Perú, así como tampoco en buena parte de América Latina. Sin embargo, el peligro de este enfoque es que puede llegar a obviar el análisis delos partidos «realmente existentes» remitiendo todas las razones que los explican al proceso político global. Tomando en cuenta la falta de diferenciación entre sociedad y Estado en el Perú, y en particular la persistente tendencia del Estado a «producir» sociedad, hay necesidad de un análisis de la naturaleza y la dinámica partidaria propio que nos permita ubicar a estos actores en el conjuntodel proceso político.
2. Antecedentes: los partidos de la confrontación.

Esta crisis de los partidos políticos se ha vuelto particularmente aguda en el Perú, convirtiéndose en el caso más grave de debilidad de la institución partidaria en América Latina. Por esta razón, su estudio puede permitir observar, en circunstancias extremas, los diversos factores del proceso de intermediación políticaque agudizan este deterioro. Si tomamos algunas cifras, la situación crítica salta a la vista. Entre 1980 y 1995 la votación de la ciudadanía por los partidos políticos bajó de 96.7% en 1980 y 96.9% en 1985 a un 63% en 1990 y 8% en 1995 (López 1994 y elaboración propia). Asimismo, algunas situaciones últimas, como el «autogolpe» de Estado de Alberto Fujimori el cinco de abril de 1992 o el fracasodel gobierno de Alan García algunos años antes, hicieron explícita esta situación. Para entenderla debemos remitimos al conjunto del último período de vigencia y posterior retroceso democrático, desde el momento de definición de la transición del último régimen militar (1978) hasta la última elección presidencial (1995) que afirma el predominio de las figuras independientes.
Generalmente se haquerido asociar la idea de «partido democrático moderno» con el surgimiento de partidos de masas de orientación populista y/o definidamente marxista como fueron el APRA y el Partido Comunista desde los años treinta o Acción Popular, la Democracia Cristiana y algunas agrupaciones marxistas de los años cincuenta en adelante. A pesar de los grandes esfuerzos que hicieron estas agrupaciones pordesarrollar trabajo entre los sectores sociales mayoritarios, en contraste con los antiguos partidos de notables de la «República Aristocrática», no se les puede considerar partidos democráticos y modernos en el pleno sentido del término. Cuando trataron de establecer alguna competencia democrática (1945-1948, 1963-1968) el intento fue efímero terminando en golpe de Estado. Estos son los antecedentes delintento más serio por desarrollar un sistema de partidos, entre los años 1980 y 1992 -eje del período que nos ocupa- cuando, sin embargo, las organizaciones partidarias terminarían respondiendo más a los reflejos atávicos de sus ancestros que a la promesa de la consolidación' democrática.
Es interesante observar que los intentos por constituir un sistema de partidos son tardíos en el Perú...
tracking img