Cristianismo en crisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 519 (129587 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reconocimientos
Quiero dar gracias a mi Padre celestial por darme la salud, fortaleza, y todo lo necesario para completar Cristianismo en crisis. El me ha bendecido con una junta directiva y un personal maravillosos cuyas oraciones fueron absolutamente necesarias para la realización de este proyecto. Estoy especialmente agradecido por la perspicacia y la ayuda de Bob Lyle y el equipo deinvestigaciones del Christian Research Institute. Unas gracias especiales a Elliot Miller, Ron Rhodes, Ken Samples, Paul Carden, Brad Sparks, y B.J. Oropeza por revisar críticamente el manuscrito del libro antes de su publicación. Además, mi gratitud no tiene límites por la dedicación incansable de mi asistente personal, Erwin de Castro. Durante los tiempos difíciles él siempre ha estado a mi lado. El nosólo es un amigo en quién se puede confiar sino un intelecto verdaderamente extraordinario. Otros que merecen ser mencionados incluyen: Norman Geisler, por revisar el manuscrito teológicamente antes de ser publicado. Berit Kjos, por su perspicacia, contribuciones, y especialmente por sus oraciones. Rolly DeVore, por escuchar las enseñanzas del movimiento de la Fe con diligencia (él ha llegado aser un experto en este campo). Kathie Delph, por escribir al dictado cuando mis dedos estaban muy entumecidos para escribir a máquina. Ed Decker, por su aliento constante y respaldo fiel en oración. Bob Hawkins Sr. y el equipo de Harvest House Publishers, por su respaldo y compromiso valiente para publicar la edición en inglés. Así mismo se hace extensivo al equipo que ha trabajado arduamente en lapreparación de la edición en español. Steve Halliday, no sólo por prestar sus habilidades editoriales para este proyecto sino por haberse quedado despierto una noche entera para cumplir una fecha tope urgente. Gretchen Passantino, por su contribución editorial. Y al final, aunque no menos importante, mi esposa Kathy y mis seis hijos—Michelle, Katie, David, John Mark, Hank Jr. y Christy—quienesdemostraron paciencia increíble hasta el fin. David, en particular, me dejaba saber que la hora de terminar había llegado por preguntarme sin cesar: "¿Cuántas páginas quedan, papá?

Antes que comencemos
Imagínese que una noche, ya tarde, usted toma un avión para emprender el largo vuelo de Los Angeles a Atlanta. Al mirar alrededor en la cabina usted nota que varios de los pasajeros han comenzado aleer sus revistas o periódicos. Un hombre y su esposa, en la hilera de asientos al frente de usted, están inmersos en una íntima conversación. Algunos pasajeros parecen mirar fijamente al espacio exterior, atrapados en un mundo de pensamientos. Y hay también quienes ya se han acomodado para dormir. Usted se estira adormilado y anticipa un viaje tranquilo y apacible. Momentos antes del despegue,sin embargo, la calma se convierte abruptamente en un caos cuando seis niños dando gritos, y su madre, abordan el avión. Ella se sienta en su misma línea de asientos, al otro lado del pasillo y parece desentenderse del desorden. No tan solo los niños actúan escandalosa y alocadamente, sino que ella misma parece vacilar descontrolada entre una nerviosa risa y lágrimas. Es evidente el descontento yla irritación de los otros pasajeros. Y, no obstante, ninguno parece decidirse a hacer algo. Finalmente usted es incapaz de contenerse a sí mismo. Inclinándose hacia la madre, le dice bruscamente: "Señora, por favor, ¿no puede usted hacer algo con estos niños? Están fuera de control! ¿No se da usted cuenta de que la gente está tratando de leer?, ¿no ha pensado en lo tarde que es? Todos estamoscansados, necesitamos silencio y tranquilidad". Volviendo de pronto a la realidad, la mujer le mira a los ojos, y con una trémula voz le responde: "Sí, sí, tiene usted razón. Lo siento muchísimo, perdóneme... Usted sabe, acabo de recibir la noticia de que mi esposo ha sufrido un terrible accidente automovilístico. Está en coma y los médicos no están seguros de que pueda vivir. Estoy teniendo un...
tracking img