Cristo amigo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1846 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MI CRISTO AMIGO | |
| | |
| Jesús, no sé lo que estoy haciendo aquí;  palabra que no lo sé. Pero hoy me han entrado unas ganas locas de hablar contigo. Sí, de hablar un poco de mí, de mis problemas, de un montón de cosas que me están quemando aquí dentro.     Comenzaré por mi vida, sabes. Me encanta vivir. Le encuentro placer a la vida. Me gusta disfrutar. Pero hay días en que losproblemas se hacen tan pesados que hasta me siento invadido por la angustia. Es triste que la gente no tenga amigos en quien desahogarse. Gracias a que yo te tengo a Tí. También yo he sabido de horas en las que no tenía a nadie a quién recurrir. Yo mismo he tenido días sin tener a nadie que me comprendiese. En verdad se me ha hecho muy duro soportar el abandono y la tristeza. Me han dado ganas degritar, de dar golpes, y a veces lo he hecho, aunque después me pareció que eso era cosa de locos.     Hola Cristo. Yo no estaba acostumbrado a Ti. Ahora las cosas están cambiando un poco. Sí, ya se que moriste un día en aquella cruz porque amabas demasiado. También sé que perdonabas siempre, cosa que yo encuentro muy dificil, casi imposible. Te admiro por ello. Estoy convencido de que nadie en la vida,ni en el mundo puede ser capaz de hacer lo que hiciste Tú. Yo me entusiasmo ahora con tus respuestas, con la ternura con que tratabas a los niños.     A propósito, hace mucho tiempo yo hablé contigo como si fueramos amigos desde siempre. Recuerdo que era el día de mi Primera Comunión. Después comenzé a ver la vida y empezé a apartarme de la Iglesia por un montón de cosas. Pero nunca renunciétotalmente a Tí.     También me canse de toda esa gente que no paraba de hablarme de lo que es pecado, sin hablarme de Tí, sin darme otra cosa mejor. Para ser sincero te diré que Tú eras para mí un ilustre desconocido. Nadie me dijo de tu amor, de tu amistad, de que Tú siempre estás dispuesto a escucharme y a perdonarme. Tú me conoces mejor que mi mismo y sabes lo que he sentido.     Hubo otra cosaque me separó de Ti: el sexo. Algo que yo no supe que hacer. Me cogió de sorpresa y no encontré a nadie con quien hablar de ello. Estoy muy preocupado. No sé de donde me vienen esos deseos tan fuertes de hacer el amor. ¡Mis amigos dicen tantas cosas sucias, tantas bromas! Todos mis amigos actuan así, Cristo, y yo no soy diferente. A veces siento unas ganas locas de cambiar, ¿comprendes? Por ejemplo,pienso que lo que se hace sin verdadero amor embrutece. Hay momentos en que me siento desolado. Sin embargo no es nada fácil cambiar. Las revistas, las películas, los malos amigos y amigas saben muy bien donde está mi punto debil. Y me siento atraido a hacer cosas que yo sé que no debo hacer. Me resulta muy dificil decir que no. Caigo una vez y otra como si fuera un esclavo. Yo no soy perfecto yme enfado commigo mismo por ello. A veces hasta me odio a mi mismo.     Si Cristo, en ocasiones hasta llego a odiar. En ocasiones llego a odiar a mi familia, a mis amigos, a mi mismo. Se que no debería tener odio por nada. Hasta siento dentro de mí unas ganas locas de amar y de enseñar a amar a otros, pero al final termino con no saber que me pasa. Me encuentro con miles de preguntas sin respuestay millones de respuestas a preguntas que no me interesan. ¿Porqué será que todavía hoy, 2000 años después de tu venida, el mundo sigue respirando violencia y odio? ¿Por qué a veces yo siento también odio y no puedo controlarlo?      ¿Te acuerdas de aquella muchacha que se quitó la vida? La gente no más criticaba a los jóvenes. En vez de comprenderla, en vez de haber hecho algo por ella antes deque todo sucediera, en vez de sentirse culpables por no haberse preocupado antes por saber que es lo que la pasaba... Perdona que te hable así, Cristo. Pero lo cierto es que nadie está dando respuestas a nuestras preguntas de jóvenes. Gracias a que yo te he conocido a ti y contigo me consuelo. Muchos de los que dicen que se preocupan de nosotros no más nos dicen lo que hacemos mal: sexo, alcohol,...
tracking img