Cronica maltrato intrafamiliar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1287 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DESTINO ME TENTÓ Y YO CEDÍ

Siendo una chica estudiosa, joven y de casa inexperta en el tema del amor.
Me encontraba en una fiesta familiar en la que asistieron algunos compañeros del trabajo de mi papá, yo muy poco interesada en dicha fiesta porque todas las personas eran mayores y solo hablaban de trabajo y cosas que no tienen importancia para una joven como yo, decidí salir al jardínde la casa, pensando en la soledad en la me encontraba porque mis padres no me prestaban casi atención.

En ese momento el destino me tentó y yo cedí llego un hombre muy apuesto, aunque mayor, se veía muy interesado en saber lo que me sucedía así que decidió acercarse y establecer una conversación con migo, en la cual me hizo sentir que todavía a alguien le importaban mis sentimientos, suspalabras eran tan sinceras y hablaba con una dulzura y una madurez que hizo que me dejara llevar por las circunstancias y me atreví a besarlo, no se como pude reaccionar así pero desde ese momento sentí una atracción hacia él; claro que a él también le gusto y desde ese día nos encontrábamos a la salida del colegio y me dejaba una esquina antes de mi casa, ya que mis padres no podían enterarse que yoera novia de Juan David uno de sus mejores amigos y que además era once años mayor que yo.

Transcurrido un año de haberlo conocido y de ser novios, ya terminando mi bachillerato, me propuso que nos fuéramos a vivir y que formalizáramos nuestra relación, que no le contara a mis padres con quien me iba y para donde me iba; yo no le vi ningún inconveniente a aceptar esta propuesta ya que larelación con mis padres no era muy agradable. La única condición que puse para poder irme con él era terminar mi bachillerato, él aceptó y además me dijo que no me preocupara que él me pagaba una carrera universitaria y todo lo que necesitara.

Pasado medio año me gradué como bachiller y siendo una de las mejores estudiantes.

Un sábado tuve una fuerte discusión con mis padres, y desde ese día elrumbo de mi vida cambio, me fui a vivir con Juan David.
Transcurrido un año de vivir con él recibí muchos de los regalos prometidos como el estudio de la carrera que quería, todas las comodidades que necesite, pero el día 20 de marzo celebrando mis 18 años de edad recibí la mayor sorpresa que nunca olvidare: su hijo, un niño de tan solo cuatro años.
En ese momento me quede admirada al ver la edadde este niño y el tiempo que llevaba de conocer a Juan David y me sentí engañada por la persona que yo creía que le importaban mis sentimientos, le pedí una explicación y él me contesto que no había encontrado el momento apropiado para decirme que era casado y que tenia un hijo aunque ya no convivía con su esposa y me propuso que si podía traer a vivir con nosotros al niño y yo sin autoridadalguna acepte y tome esto como si nada hubiera pasado por el bien y el amor que yo sentía por Juan David.

Ustedes pensaran que fui muy estúpida pero la razón más grande para resignarme a aceptar esto era que hace algunos días atrás me había enterado que estaba embarazada y ese día en que me entere que él tenia un hijo yo le iba a dar la noticia de que iba a ser papá; de todas formas le conté y élse puso muy feliz y me propuso que se iba a divorciar legalmente con su esposa para casarse con migo, acepte pensando en el futuro de mi bebé y seguí con mi vida.

Al pasar un mes Juan ya no tenia nada que ver con su esposa y nos casamos.
A Juan por ser un buen empleado y tan cumplido le aumentaron el sueldo y se fue a celebrar con sus amigos y llego a la casa pasado de tragos -aquí fue cuandoempezaron los problemas en nuestra relación- yo le reclame que por que había llegado tan tarde la respuesta fue un puño el la cara mandándome contra el piso y como pude me levante y me encerré en mi cuarto él no estaba en su juicio por eso lo entendí.

Al otro día al despertar lo primero que vi fue un ramo de rosas, un peluche grandísimo y una carta en la que me pedía perdón por lo que me...
tracking img