Cronicas de un vagabundo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7287 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
José Anibal Ortiz Lozada Novela Corta (1) Primera
Villas de Karen 330 Karen ST
Isabela, PR, 00662
787-222-5216
Jolozada57@gmail.com

Cronicas de un Vagabundo

Por

José Anibal Ortiz Lozada

Capitulo Uno

El bautizo
Comenzare a decir que esta historia no tiene héroes, ni heroínas, ni villanos y tampoco personajes principales. Solo un individuo que aunque me niego a darlenombre, sé que muchos de ustedes si no existe un nombre por el cual se puedan identificar pierden el interés. Luego de darle vueltas al pensamiento y buscar algún nombre que ejemplificara al hombre por su naturaleza solo se me puede ocurrir uno. Ese único nombre que ha representado al primero de su especie, el originador y el único responsable de la miseria humana. Si el causante del laspenurias de el Vagabundo y de las mías para incluir mas amarguras.
Este nombre solo inspira la falta de sentido, de control y de pasión por la vida como fue concebida. Conlleva el primer acto de sumisión a otro ser humano, llevándolo a perder todo aquello que lo hacía feliz. Mirando en perspectiva solo hubiera bastado un no rotundo, poderoso y contundente para salvar la humanidad. No tansolo la humanidad como la conocemos si no al propio género masculino de la pérdida de su integridad. Pensando que ese acto de afirmación sexual (no de acto, sino de género) de imposición de dominio hubiese permitido la salvación. Pero no, como ha sido el destino de todo hombre cayó ante seducción perdiendo todo control de sí y de su entorno.
Desde ese momento y para siempre por culpa deese idiota hemos seguido sufriendo el castigo de no haber controlado a esa mujer, así que te Bautizo Adán (el primer pendejo en caer en las promesas de mujer)

Capítulo Dos

El Inicio
Erase una vez……. vamos a dejarnos de tonterías después de enterarnos que Adán es responsable de todos nuestros pecados, no podemos pensar que esto será una historia de cuentos infantiles.Desafortunadamente no nacemos predispuestos para estar en la calle, así que algún motivo, razón o eventos nos obliga a ese destino. Y de alguna forma todos nos convertimos en callejeros. No se siempre me gusto sentirme libre, sin ataduras, sin límites en la vida. Quizás, no siempre escuchar algunos versos sueltos de eso personajes que caminando recordando lo aprendido en el pasado. Y se oye voceslejanas:
“¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que no vuelven más! ...”

De pronto un grito retumba como un trueno en día claro “Carajo no puedo más”. Se levanta de la cama, corre el baño, se enjuaga la boca, recoge el cepillo de dientes, la pasta bucal y la pasta de jabón. Entra aldormitorio busca ponerse su jeans favoritos, una camiseta marrón sucio y zapatillas cómodas. En una mochila azul acomoda otros jeans, otra camiseta, lo que había tomado del baño y intenta ponerla a su espalda. Al voltearse observa la ducha y se dice “porque no, será la última vez “
Se quita la ropa, mueve las manijas del agua caliente y de cabeza primero deja correr las gotas. Ya contodo el cuerpo dentro, se recuesta contra la pared y el vapor ahoga el llanto. Cerrando los ojos, los recuerdos lo abruman, siente ese primer día cuando el amor lo era todo. Dios, déjame abrir los ojos nuevamente (así decía su pensamiento)... cascadas de imágenes llegaban, súbito abre los ojos y ve como el agua se desbordaba. Sin pensarlo, salta de la ducha coge la ropa húmeda, se vistecon ella y aprieta la mochila. Como quien ve un fantasma corre por el pasillo, abre la puerta y se lanza a la calle. Y no mirare hacia atrás, así se inicia las crónicas del vagabundo.

Capitulo Tres

El Rumbo
Corazones rotos no tienen rumbo, eso decía Adán haciendo un esfuerzo horrible de no voltear la cabeza. Con pasos agitados no pensaba, solo escuchaba ese eco de palabras...
tracking img