Cronistas del descubrimiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1148 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los cronistas Indianos.

Para comprender mejor aquel acontecimiento importante como lo es el descubrimiento y conquista de América, es necesario atender a aquellas citas, ya sean estas crónicas o documentos de la época, para así apartarse de las críticas ideológicas para comprender la historia y también dejar de lado aquellos prejuicios entre españoles e indígenas. Es por esto que en esteensayo, se tratara de explicar con detalles las distintas culturas indígenas que fueron conquistadas por los españoles. Estos últimos se referían a los indígenas como a seres sin alma, sin capacidad de pensar y razonar, sin una cultura, lo cual no era así, solo es un prejuicio de los españoles.

Para afirmar la tesis propuesta, hay que recalcar que los conquistadores, españoles, no venían con unamente abierta a percibir y ver al hombre indígena o americano, más bien, solo querían reconocer aquello que su propia historia les permitía aceptar. (Franklin Pease G.Y. Crónicas de los Andes)
Hay que tener en cuenta que para comprender estos testimonios, aquella circunstancia en la que se encuentra el cronista, su mentalidad y entorno.

Existieron crónicas, o estudios de José Acosta o Bernarditode Sahagun, importantes ya que fueron aporte en el conocimiento indígena y sus creencias. También testimonios de indígenas como de Fernando Alva Ixtlilxóchitl y Fernando de Alvarado tezozómoc (México), Titu Cusi Yupanqui y Santa Cruz Pachacuti (Perú), que ayudan a acercarse y tener el punto de vista de los otros.
Quiere decir que no solo los españoles tenían documentos, escritura, etc., si no quelos indígenas, también tenían escrituras y documentos donde guardaban sus hechos, costumbres, etc.

Extracto de carta a Felipe II:

“Primeramente, que su Sa. me haga merced, llegado que sea con bien a los rreynos de España, de dar a entender a su Magestad del Rey don Phelipe nuestro señor, debaxo de cuyo amparo yo me he puesto, quién soy y la necesidad que, a causa de poseer su Magestad ysus vasallos la tierra que fué de mis antepasados, en estos montes padezco. Y podrá su Sa. dar la dha. relaçión siendo dello seruido, por esta vía, començándolo primer por quién yo soy, é cúyo hijo, para que le conste a su Magd. más por estengo la rrazón que arriba he dho. para gratificarme” (Titu Cusi Yupanqui).

Si se tenía como prejuicio que los indígenas, eran seres incapaces de razonar, seresque no eran capaces de tener una cultura, ¿cómo es que escriben al mismo rey de España, pidiendo compasión por su territorio y su gente?, con este ejemplo se demuestra que lo que dicen los españoles están en un completo error.

Por otro lado los cronistas europeos, tenían prioridades al escribir, por ejemplo Cristóbal colon, más aya de descubrir y tener un intercambio de cultura con losindígenas, solo le preocupaba conseguir riquezas para compensar a los reyes católicos. También Hernán Cortés y Pizarro con intenciones similares, también castigaban a los infieles, es decir que por no creer en la religión española los indígenas eran castigados. Estas crónicas tenían ideales caballerescos, ósea que siempre intentaban hacer notar las hazañas y hechos gloriosos por parte de los españoles,que se recalcan en estas crónicas, por solo el hecho de convertirse en grandes caballeros y que sean ejemplo, todo esto con un sentido imaginario y metafórico.

Extracto Carta del Diario de navegación de Cristóbal Colon:

“En conclusión, a fablar desto solamente que se ha fecho este viage que fué así de corrida, que pueden ver Sus Altezas que yo les daré oro cuanto hobieren menester, con muypoquita ayuda que sus altezas me darán: agora especería y algodon cuanto Sus Altezas mandaran cargar, y almastiga cuanto mandaran cargar; é de la cual fasta hoy no se ha fallado salvo en Grecia y en la isla de Xio, y el Señorio la vendo como quiere, y lignaloe cuanto mandaran cargar, y esclavos cuantos mandaran cargar, é serán de los idólatras; y creo haber fallado ruibarbo y canela, e otras mil...
tracking img