Cruces sobre el agua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1467 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Joaquin Galleros Lara: Las cruces sobre el agua
En esta magnífica novela ecuatoriana se narra la matanza del 15 de noviembre de 1922, muestra como la clase obrera decide organizarse luego de soportar tanta explotación, luego de ver como su trabajo se lo llevan otros. Es importante entender también el escenario internacional en que se desarrolla este hecho histórico, ya que en 1917 estalló larevolución bolchevique que propagó en todo el mundo vientos de esperanza y cambio.
La obra contiene varios pasajes de la vida cotidiana de la clases trabajadora de entonces, pero uno de sus capítulos más conmovedores es el de “Fuego contra el pueblo”, en el que se detalla cómo cientos de militares armados disparan cobardemente a una multitud que demandaba mejores jornales al gobierno.
Luego dematar a cientos de trabajadores sus cuerpos fueron arrojados cruelmente al río Guayas, por lo que esta obra toma el nombre de “Las cruces sobre el agua”. En medio de la lectura quedan descubiertas varias historias de sublevación hacia el gobierno, inclusive aparece un militar que, previa la matanza, se oponía a disparar contra sus propios compatriotas, el cual recibe el repudio de sus superiores.
Esimportante conocer el legado histórico de lucha que nos han dejado nuestros pueblos, esto servirá para darnos fuerzas a seguir luchando, además nos servirá para entender el rol protagónico que juega la clase obrera en la construcción de la patria nueva y meter énfasis en este sector.
Es verdad que el sistema educativo y sus métodos de enseñanza nos han obligado a pensar que la literaturaecuatoriana es aburrida, pero sabemos que este libro se convertirá para nosotros en herramienta del trabajo revolucionario.
El 15 de noviembre de 1922 es un suceso que parte al Ecuador entre lo que hasta entonces fue y lo que desde ese día comenzó a ser. Por ello la polémica se mantiene entre quienes no creen que ocurriera y quienes saben hasta qué punto es cierto; entre quienes intentan minimizar laimportancia del suceso para la historia nacional y quienes hablan de aquella fecha como la del bautismo de sangre de la clase obrera ecuatoriana.
El 15 de noviembre de 1922 es, por eso, realidad y leyenda.
Real porque sucedió. Las crónicas de los periódicos de la época, los estudios y los testimonios posteriores y las referencias históricas así lo confirman. Diferencias de matices existen en cuantoa la magnitud del movimiento obrero y popular y en cuanto al alcance de la represión gubernamental, las protestas contra éste y al malestar que le siguió.
La inmensa mayoría de los historiadores nacionales coincide, sin embargo, en señalar una nítida y precisa división entre el Ecuador anterior a aquel 15 de noviembre, sin organización obrera ni expresión reivindicativa popular, y el Ecuadordonde ya comienza a forjarse el movimiento sindical, obrero y campesino, cuyas luchas, frustraciones y conquistas corresponderá juzgar sólo cuando llegue el tiempo. Leyenda porque traduce algo que es una constante histórica y social del país, una constante que a lo largo del siglo para los ecuatorianos ha sido y es sueño o pesadilla, pasión o indiferencia, pasado de gloria o imposible futuro, verdadde muerte o ficción importada. En el 1900 el puerto marítimo de Guayaquil concentraba la mayor riqueza del país gracias al auge cacaotero mundial, uno de cuyos principales protagonistas como exportador en el Ecuador.
A Guayaquil se le llamaba la "Perla del Pacifico" y reunía una diversidad insólita de inmigrantes nacionales y extranjeros, que llegaron al puerto atraídos por el fascinante aromadel cacao el extraordinario progreso que, se decía, estaba trayendo la venta del producto en los grandes países capitalistas.
Los terratenientes cacaoteros y sus familias vivían en París. A la sombra de sus posesiones floreció en Guayaquil una burguesía comercial y financiera, que se entretenía en esperar anhelante al inmigrante español o italiano, vestir de seda y plumas, comprar pianos y ser...
tracking img