Cuando el amor es odio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 460 (114808 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando
el Amor es ODIO

Hombres que odian a las mujeres
y mujeres que siguen amándolos

Susan Forward

Cuando
el Amor es ODIO

Hombres que odian a las mujeres
y mujeres que siguen amándolos

grijalbo

CUANDO EL AMOR ES ODIO
Hombres que odian a las mujeres y mujeres que siguen amándolos

Ti'tulo original en ingles: Men Who Hate Women
and The Women Who Love Them

Traduccion:Mana I. Guastavino,
de la primers edicion de
Bantam Books, Inc.
Nueva York, 1986

©1986, Susan Forward y Joan Torres

©1987, Ediciones Grijalbo, S.A. Arago, 385, Barcelona

D.R.© 1993 por EDITORIAL GRIJALBO, S.A. de C.V
Calz. San Bartolo Naucalpan num. 282
Argentina Poniente 11230
Miguel Hidalgo, Mexico, D F

Este libro no puede ser reproducido, total o parcialmente, sinautorizacion escrita del editor.

ISBN 970-05-0200-7

IMPRESO EN MEXICO

Para Wendy y Matt

Indice

Agradecimientos
A modo de introduction personal

Primera parte

LOS HOMBRES QUE ODIAN A LAS MUJERES

El hombre más romántico del mundo
El fin de la luna de miel
Las armas con que él se asegura el control
Los territorios donde él se asegura el control
Lo que mantiene «enganchadas»a las mujeres
Cómo llegan los hombres a odiar a las mujeres
Cómo llegan las mujeres a amar a quienes las odian
Locura para dos

Segunda parte

LAS MUJERES QUE SIGUEN AMÁNDOLOS

¿Qué tal te sientes?
Preparándose para el cambio
Cómo se cura el pasado
Cómo asumir tu enojo
Cómo poner límites a tu compañero
Cómo conseguir ayuda profesional
Hay que saber abandonar: la ruptura
Parareencontrarte contigo misma

Bibliografía
Agradecimientos

Hay varias personas que, por su dedicación y por el apoyo que me han brindado, han contribuido en gran medida a la elaboración de este libro.

Mi hábil colaboradora Joan Torres dio forma a mis ideas y a mi pasión por contar lo que aquí se recoge.

Dorris Gathrid, Don Weisberg y Larry Goldman prestaron su concurso para dar coherencia almaterial reunido.

Dos amigas y colegas a quienes aprecio mucho, Nina Miller y Arlene Drake, aportaron con gran generosidad su tiempo y su experiencia, por lo que se han hecho acreedoras a mi permanente gratitud.

Mi asesora editorial, Toni Burbank, implacable en sus exigencias perfeccionistas, me apoyo y estimulo cada vez —y fueron muchas— que lo necesite.

Respecto de los amigos yclientes que me proporcionaron el material de los casos, debo respetar el anonimato, pero agradezco profundamente el valor y la buena disposición que demostraron al prestarse a compartir sus experiencias.

Por último, mi más sincero reconocimiento a los miles de mujeres que me han escrito o que han telefoneado a mi programa radiofónico. Sus palabras me han conmovido hondamente.

Este libro pertenecea todos ellos.
A modo de introducción personal

Nadie que este en su sano juicio se quedará con alguien que este como yo estoy. Si Jeff lo hace, es solo porque me ama.

La primera vez que vino a verme, Nancy tenía un exceso de peso de 27 kilos y una úlcera. Se presentó con unos viejos tejanos con rodilleras y una camisa informe; tenía el pelo descuidado, las uñas comidas hasta sacarse sangrey le temblaban las manos. Cuatro años antes, cuando se caso con Jeff, era la coordinadora de modas de uno de los principales grandes almacenes de Los Angeles. Parte de su trabajo consistía en viajar por Europa y Oriente, encargada de seleccionar prendas de vestir para el establecimiento. Ella misma se había vestido siempre a la última moda y salía con hombres fascinantes; había sido el centro devarios artículos periodísticos sobre las mujeres que triunfan en la zona de Los Angeles, y todo eso lo había logrado antes de cumplir los 30 años. Sin embargo, cuando yo la vi por primera vez, a los 34, se sentía tan avergonzada de su aspecto y tenia una opinión tan pobre de sí misma, que apenas salía de casa.

Aparentemente, su autoestima había comenzado a desvanecerse cuando se caso con Jeff;...
tracking img