Cuando la poesía nos haga millonarios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (605 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 27 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando la poesía nos haga millonarios

Por: Paolo Astorga

Cuando la poesía nos haga millonarios, obviamente no seremos humanos. Seremos dioses. Y es que a pesar de mi visión pesimista antela acción de “vivir” de lo que escribimos es a lo sumo un gran argumento para la ciencia ficción, un buen chiste para circo pobre o en los mejores de los casos el sueño más húmedo de un autista.La poesía no se vende, ni se lee. Bueno, sí se lee, aunque en espacios tan reducidos, por sujetos que también producen poesía. A ver, probemos: Salga de su casa una mañana cualquiera a las 8a.m., tome un colectivo hacia algún lugar (no importa dónde), observe. ¿Ve Ud. a alguien leyendo? Quizá sí. ¿Es poesía lo que lee? No. Volvamos.

La poesía no es para vender, es para dar aentender al mundo que existimos como algo más que mercaderes, que productos, que objetos de intercambio, que mercadería andante. La poesía muchas veces es el lugar más común para los marginados (y los queaparentan serlo).

Ser poeta es un oficio que en realidad no tiene beneficio. No tiene beneficio, pero sí algo que jamás otra cosa puede darnos: Libertad, conciencia, sensibilidad, amor,ternura, esperanza, esperanza, mil veces esperanza.

No soy un utópico, ni un soñador. Es un hecho: Todos los poetas en algún momento vamos contra la corriente, perdemos alguna extremidad,angustiamos nuestro espíritu, morimos con Rimbaud, nos asilamos con Dante, tratamos de gozar dolorosamente con Pizarnik o con Plath, intentamos la locura con Leopoldo Maria Panero, nos comprometemos conVallejo, y somos desde ya, seres indeseables, pero inofensivos.

La poesía no se lee, no se vende (y más si es poesía contemporánea hecha por jóvenes), pero existe. Algo hay que hacer. Una idea:salgan de sus casas vayan a una librería y compren algún libro de poesía (no importa cuál), luego vuelvan a tomar un colectivo a algún lugar y en medio de la ruta, como enloquecidos y euforizados por...
tracking img