Cuando te conoci

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5895 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 17 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
E
l aroma del café inundaba todo el banco, a Julia se le había derramado una taza mientras iba de camino al despacho del director. Yo estaba en mi segundo mes de prácticas como asesora jurídica. Pero como eran primeros de mes todos los clientes estaban en cola, esperando su turno y por lo tanto el jefe me había puesto en la ventanilla.
Eso de que el banco estuviera en el centro era genial,porque podías ver mucho tipo de personas, desde gente trajeada y muy educados o hasta gente con un estilo de ropa muy poco distinguido y un claro ejemplo de eso era el grupo de personas que habían entrado, al entrar se quedaron mirando alrededor de todo el establecimiento y eso no me gusto, por eso abandone la ventanilla numero 4 y me fui a hablar con el de seguridad que en ese momento estaba enel otro extremo de la sala. Pero no tuve tiempo porque en ese momento entro mi tía que trabajaba muy cerca y vino para verme e invitarme a comer.
Pero ya no pude hablar con ella, los seis individuos empezaron a gritar y a decir que nos quedáramos en silencio que se estaba produciendo un atraco, sus pistolas eran muy largas, luego pude adivinar que eran metralletas.
Todo ocurrió muy deprisa,mi tía intentaba arrastrarse hacia donde estaba yo pero lo vieron y le dijeron que si no se paraba saldría herida, yo tuve más o menos suerte porque pude llegar hasta el botón rojo que hay entre las macetas de las plantas que tanto cuidaba Julia. El día que empecé a trabajar me dijeron que si detectaba un problema le diera al botón pero pensé que esto no era Estados unidos y que no vendría nadie arobar y menos aun que nos ayudarían “los hombres de Harrelson con Collin Farell al poder”, que ilusa por mi parte.
Bien, mientras tocaba el botón le falto tiempo a un atracador –llamado Itziar como después me diría- a darme con toda la culata de la pistola en la cabeza, dejándome medio inconsciente en el suelo. Todos chillaron pero de nada sirvió.

Cuando volví en mí, me cogieron como rehénde cambio, es decir, que me utilizarían para pedir lo que quisieran delante de la policía. Algo que me pareció horrible pero que no podía cambiar, también pensé en ese momento que era mejor que me eligieran a mí que a mi tía.
Al poco tiempo empezamos a oír la sirena de la policía, para mi fue un sonido de ayuda, pero también de miedo. Aun puedo recordar ese escalofrió eléctrico que sentí cuandoel atracador me tomo por detrás asiéndome por el cuello, con su corpulento brazo.
La voz de un policía sonaba muy dura pero al mismo tiempo tranquilizadora, Itziar y yo salimos por la puerta principal pero con una clara diferencia, yo iba con una pistola apuntando mi cabeza. Cuando salimos me sorprendió ver a un sinfín de coches de policía y los destacados agentes apuntando con las pistolashacia nosotros, el atracador llevaba aprendidas todas sus demandas y en un tono desafiante empezó a contarlas:
- Somos más de 10 personas ahí dentro y tenemos muy claro lo que queremos, ¡ah!, y no queremos ninguna sorpresa o ésta hermosa chica quedara reducida a sangre y huesos, ¿esta claro?
- Vale, lo vamos a intentar, pero nos tienes que demostrar que no le harás daño a nadie, ¿Qué es lo quequeréis?
- Vale, empecemos, queremos un coche con la suficiente gasolina para llegar al aeropuerto más cercano y tener un avión listo para que podamos partir, por cierto aquí dentro hay un piloto. Tu cariño, ¿quieres alguna cosa? Por cierto di a estos policías como te llamas, hazlo!!!!
- Soy Mireia y no quiero nada.
- Venga, yo soy Nacho e intentare que todo se solucione.
Después de esta cortacharla, volvimos a entrar, pude ponerme al lado de mi tía y contarle como estaba todo fuera. Entre bromas le dije que había visto a un chico guapísimo y que además era el que hacia de negociador. No pude contarle nada mas porque me volvió a dar en la cabeza haciéndome sangre. Quien me lo hizo no era Itziar sino un hombre con la cara muy desgastada y que daba realmente miedo.

Itziar se puso como...
tracking img