Cuba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Elogio a la intransigencia

Todo transcurría conforme al programa oficia. Un día después de dejar su cargo como presidente de la República, Luis Echeverría montaba guardia de honor en el Hemiciclo a Juárez de la ciudad de México. Lo acompañaba su sucesor José López Portillo. Era primero de diciembre de 1976. Hasta que el pasado se hizo presente. Una mujer diminuta, vestida de negro, se coló alacto oficial. Indignada, le gritó al ex mandatario: "ciudadano Echeverría. Entrégueme a mi hijo... ya son muchos años".
La mujer era Rosario Ibarra de Piedra. El nombre del hijo cuya devolución reclamaba era Jesús Piedra Ibarra, víctima de la guerra sucia.

El medallón

Colgado de una pequeña cadena, un medallón con la foto de Jesús Piedra Ibarra se ha convertido en compañero inseparablede Rosario Ibarra de Piedra. Va con ella a todas partes. Es, simultáneamente, testimonio de un drama y una lucha El18 de septiembre de 1975 su hijo fue detenido y desaparecido. Eran días ominosos. Desde entonces Rosario no ha parado. Ella ha sido pieza fundamental para que los agravios cometidos durante la guerra sucia no hayan caído en el olvido. Las comisiones para investigar los delitos del1968 y las órdenes de arresto contra funcionarios implicados en desapariciones forzadas, deben mucho al esfuerzo incansable de esta luchadora social.
Con el colgante en el pecho, durante un pequeño homenaje realizado el 29 de mayo de 2007, le dijo a los asistentes: “Soy Rosario Ibarra y sigo siendo madre de Jesús, orgullosa madre de quien se definió por la vida, por la justicia, por la libertad,madre del guerrillero. Y lo seguiré siendo”.
Lejos de resignarse a la privacidad del retiro, más de treinta y dos años después de la desaparición de su hijo, añadió con la dignidad del temple: "Yo seguiré. Qué puedo perder ahora. Nada más me falta tiempo".

La fotografía

Viajera obligada en la caravana del desierto de la política institucional, Rosario Ibarra y sus compañeras han buscadoentrevistarse con el titular del Poder Ejecutivo en turno para exigir la presentación de sus familiares. En un encuentro con Carlos Salinas de Gortari, el presidente de la República saludó amablemente a Rosario Ibarra dándole un beso. La oficina de la Presidencia envió la foto a los organismos internacionales de derechos humanos.
Años después, al coincidir en un evento, el mandatario Vicente Foxintentó besar a Rosario Ibarra de Piedra. Ella no lo permitió. Ante la reiteración presidencial, doña Rosario le espetó: "dígame dónde está mi hijo y le recibiré el beso".
Al explicar por qué eludió el mimo presidencial, la señora Piedra dijo: "No me la hacen dos veces".

El Zócalo

Sucedió hace casi treinta años. José López Portillo despachaba en Palacio Nacional. Aunque casi quinientaspersonas habían desaparecido desde 1970 a manos del Ejército y la policía política, la mayoría de los medios de comunicación guardaba silencio. A pesar de la represión a movimientos sociales y dirigentes políticos y de que las cárceles estaban llenas de presos de conciencia, en los discursos oficiales se hablaba de México como un país de libertades y democracia.
Aconteció hace tres décadas.Nadie que no perteneciera al PRI, podía manifestarse en el Zócalo. El espacio simbólico de la plaza mayor pertenecía, desde 1968, al poder. Las marchas eran detenidas por cordones policiacos al llegar a las calles de Madero. Pero el 28 de agosto de 1978, un grupo de sesenta y cuatro mujeres y cuatro hombres instaló en la Catedral Metropolitana una huelga de hambre. Exigían la presentación con vida desus familiares desaparecidos y una amnistía. Salvo Elena Poniatowska, la mayoría de la intelectualidad brilló por su ausencia.
Allí estaba Rosario Ibarra de Piedra. Una mujer nacida en Saltillo, Coahuila, madre de familia, a la que, hacía tres años, le habían quitado a su hijo. Luchadora social, primera mujer candidata a 1a Presidencia de la República, precursora en la defensa de los derechos...
tracking img