Cuento corto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1174 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“SE CRISTALIZÓ EN PIEDRA”.
Había una vez, cuando la ciudad de Aguascalientes era solo una pequeña aldea, llena de chozas y castillos, habitada por aldeanos humildes, nobles poderosos y fuertes gigantes.
Sí, aunque no lo crean en esta aldea habitaban también personas como nosotros pero de gran tamaño y también de un gran corazón…en especial había uno que pocos conocieron su nombre, él eraleñador y todas las mañanas muy temprano salía al bosque pasando por un castillo que se encontraba situado a lo que hoy es conocido como el “Cerro del Muerto” en ese castillo había una princesa muy hermosa de ojos azules bellos como el cielo y profundos como el mar, con cabello rojizo como un dulce atardecer veraniego; llena de alegría como solía ser aquel castillo, castillo que en la actualidad es solouna linda y acogedora capilla.-¿la has visto?-
El gigante cada mañana que pasaba contemplaba aunque fuese solo unos minutos a su “bonita princesa” como él solía llamarla, pues ella siempre estaba en su balconcillo contemplando su reino; este gigante estaba muy enamorado de ella solo que había un problema, aquella princesa era de tamañito peculiar, ella no era gigante, ella era como nosotroschiquita para el gigante, noble para los aldeanos y el amor imposible de aquel gigante.
Así que él solo se resignaba a contemplar su belleza y seguir su camino, hasta que un día ella lo vio y sintió como su pequeño corazón se enamoraba por primera vez, comenzando a disfrutar tanto estar en aquel balconcillo, pues admirar su reino la había llevado a encontrar la belleza del amor y ahora cada mañanaademás de ver ese precioso reino, ella disfrutaba ver a su amado, contemplar sus ojos y disfrutar cada día a su lado,
El gigante gustaba de llevarle una delicada flor cada mañana y a veces cuando la tarde caía y el gigante regresaba del bosque, bajaba para ella una estrella que alumbraba sus noches y velaba sus más hermosos sueños.
La princesa era muy feliz y su amor por él crecía cada día mas,así que mandó llamar al brujo de aquel reino y pidió una pócima mágica que la pudiera convertir tan grande como su amado y así poder estar juntos, aquel brujo aprovechándose de ese amor tan bello y profundo que tenia la princesa por el gigante la engaño y le dijo que le daría la pócima pero debía prepararla en su choza y ella debía acompañarlo, no diciendo nada a nadie, ni siquiera a su amado,pues cuando ella tomara la pócima y él la viera, seria una grata sorpresa… así que la princesa aceptó y con engaños fue con él, al llegar a la choza del brujo, esta se convirtió en un mazmorra enorme y oscura, la princesa se entero de los sentimientos que hacia ella tenia aquel brujo desde hacia ya mucho tiempo y que jamás saldría de ahí.
La princesa se asusto mucho, pidió auxilio, pero eraimposible la prisión era tan grande que ahí nadie podría escucharla jamás, la princesa sufría de saber que nadie sabia donde estaba y que jamás volvería a ver a su amado.
Al siguiente día el gigante llego con su “bonita princesa” como cada amanecer aunque un poco tarde esta vez y al no encontrarla en su balconcillo pensó que quizá aun dormía y no quiso despertarla solo dejo un hermosísimo tulipán alpie de su balconcillo y decidió llevarle al anochecer la mejor estrella.
El gigante al terminar su jornada de trabajo buscó y bajo del cielo la más hermosa estrella de siete picos que encontró, esta era tan resplandeciente como su “bonita princesa”-pensó-, pero al llegar al castillo escucho al Rey como organizaba otro grupo de valientes caballeros para la búsqueda de su hija, el gigante ensordecióde angustia, no lo podía creer, no podía creer que su amada había desaparecido, así que busco en el balconcillo y ahí solo encontró la flor que había dejado en la mañana, con eso, advirtió que era cierto su “bonita princesa” no estaba, estaba desaparecida y el necesitaba encontrarla, pues era su vida entera y todo para él.
Así que salio corriendo a buscarla por doquier; quizá su angustia no...
tracking img