Cuento de historia de la antropologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1088 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NO HISTORIA DE LA ANTROPOLOGIA FORENSE
Todo comenzó cuando un primer humano (uno de aquellos H. Sapiens) se percató que ocurría algo cuando alguno de sus compañeros dejaba de moverse, -entendiendo que él no definía la vida y la muerte como lo hacemos hoy día-, lo comprendía como un dormir sin despertar que poco a poco presentaba algunas transformaciones más o menos grotescas sobre el aspectode sus congéneres. Le inquietó el ver que aquel cuerpo que de un momento a otro interactuaba con él ya no más lo hacía, y en su lugar atraía algunos animales peligrosos y otros muy pequeños que comenzaban por comerle hasta dejar sólo fragmentos irreconocibles que despedían un olor nauseabundo, en ese momento él y su grupo tenían que partir pues su vida corría peligro, así que no permanecían elsuficiente tiempo al lado del cuerpo como para observar todo lo que ocurriría después.
Como en aquellos tiempos la vida era dura y requerían de constante movimiento para poder sobrevivir, los grupos humanos se distribuían en las regiones donde hallaban comida “fácil”, frutos y animales que podían ser recolectados y cazados hasta agotarse, momento en que debían ponerse en marcha de nuevo. La pobreconciencia que tenia el ser humano no permitía reflexión alguna sobre todos los fenómenos que acontecían a su alrededor, se conformaba con satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, descanso y resguardo. Pero había algo que ellos ignoraban que los acompañaba a cualquier lugar donde iban, y cuanto mas el peligro acechaba más evidente era su presencia. Poco a poco el entendimiento de suentorno fue cosquilleando la curiosidad que forma parte de los instintos natos del hombre –y que sin ella se hubiera muerto de hambre o atacado por algún animal salvaje-. Comenzó a observar con más atención los cambios de luz, la temperatura, la lluvia y ruidos que lo acompañaban en todo momento. De ahí que intentara cuestionar todo lo que le ocurría, cómo y por qué, siendo aun un razonamiento muysimple y sin profundidad alguna. Transcurría el tiempo y era tanto lo que tenia que aprender que poco podía enfocarse en cada cosa, un poquito por aquí, un poquito por allá y de todo iba acumulando saber. Un día –como uno de tantos- se organizo un grupo que saldría de cacería, tomaron sus lanzas y emprendieron el viaje. Caminaron largas distancias, seguían el rastro, de un instante a otro el furiosoanimal embistió a su futura presa, el mas joven del grupo fue alcanzado por un colmillo; no era la primera vez que perdían a un compañero, pero en esta ocasión uno de ellos se quedo cerca después del ataque, había llegado el momento en que el hombre se cuestionara qué era lo que ocurriría con ese cuerpo, escuchó lo que al parecer eran unas pisadas, se acercaba peligrosamente una jauría dehambrientos…tuvo que huir. De primer momento, se alejaron de ese cuerpo inerte, y con ello olvidaron que alguna vez estuvo acompañándolos. Al migrar, nomadicamente, fueron dejando tras de si trastornos en la naturaleza del mundo como hasta entonces había sido encontrado en un inicio. Otro pequeño grupo de seres humanos que , al igual que ellos, migraba por ahí, encontró lo que para entonces era una pilade piedras blancas un tanto más blandas que las grises, se parecían a los enormes huesos de las bestias que cazaban pero no poseían el tamaño que solían ver y hallar en el paisaje, éstos eran un tanto diferentes; se asemejaban a lo que decían haber visto algunos ancianos cuando después de intentar cazar a un mamut, uno de los cazadores tenía por fuera de su pierna…-contaba la leyenda que después deeso, el cazador tuvo calores internos, ya no se pudo levantar y se quedo dormido-. Uno de ellos se aproximó y lo tomo entre sus manos, lo miró, lo olió, lo chupó y lo azotó ropiendose en muchos pedazos pequeños. Como le gustó lo que vio, se llevó uno de recuerdo, el más largo que encontró, para seguir observándolo en el camino, y sin más siguió su camino, pues el grupo ya se adelantaba y lo...
tracking img