Cuento de jhonn

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (475 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las joyas robadas
Caía la tarde y estaba sentado en la sala de mi casa con mi amigo Daniel tomándonos un café; cuando de repente sonó el teléfono.
-Daniel dijo: Será la llamada que esperas?
Cuandotermine de hablar por teléfono le dije a Daniel, que mañana a primera hora viajaba a Cuenca y me preguntaba si querrías venir conmigo ya que eres mi ayudante.
No me sorprendió dijo Daniel, meesperaba esa pregunta desde que comenzaste hablar por teléfono. En todos los diarios se había hablado del robo de las joyas de la señora Ruiz. Y le dije: -Por supuesto, si usted lo desea.
Al otro día, alas diez de la mañana, ya estábamos en Cuenca en la puerta de la casa de la señora Ruiz. Ella era bajita, de cabello negro, delgada y se la veía muy nerviosa.
-Hola, señor Rubén, pase lo estabaesperando. Recurrí a usted porque dicen que es el mejor detective de Ecuador – exclamó la señora muy exaltada.
-Buenos días, Laura. ¿Cómo está? Vine hasta acá con mi ayudante Daniel. Ahora por favor,cuéntenos con lujo de detalle lo sucedido.
-Pues bien para empezar mi esposo esa noche se había ido de viaje a Manta a la casa de su hermano.
Por eso, esa noche me quedé sola en casa. Cuando él medio la noticia que tenía que viajar por cuestión de negocio donde su hermano y que me quedaría sola, me agarró miedo pero después recordé que hay un policía custodiando la zona y dormí tranquila.
A lamañana siguiente desperté aparentemente todo estaba normal pero cuando me iba a poner mi anillo de matrimonio vi que ya no estaban mis joyas pero encontré un revólver en el piso.
Mi compañeroDaniel escuchó el relato atentamente, pidió permiso y entró al lugar de los hechos.
-¿La puerta estaba cerrada con llave esa noche?- preguntó de improviso Daniel.
-Sí, pero la ventana la dejé abierta– dijo Laura mostrándosela.
El detective salió a tomar aire un rato y nos dejó a Laura y a mí solos. Almorzamos ahí y al fin llegó mi amigo con un señor.
-Costó mucho pero encontré al culpable...
tracking img