Cuento de la viejita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (866 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La noche del susto de La Viejita

Ya era un poco pasadas las cinco y todo apuntaba a una noche común y corriente pero en el fondo el aire presagiaba que algo muy distinto pasaría en nuestras vidasesa noche de verano, Mamá se bañó y se cambió al punto ya habíamos cenado pues por esos tiempos comíamos temprano como a las cinco pero a las cuatro y media nadie se enojaba como siempre andábamoshambrientos una medio hora antes nos iba bien.
Los consejos de siempre a los que no siempre poníamos mucha atención aunque siempre cumplíamos, iba para el culto de media semana y lo diferente es que estavez no nos llevaba para nosotros era más emocionante una noche de vacaciones para pasar jugando que ir a la Iglesia, como nos habían dejados unos centavos lo primero que hicieron los grandes fue laplanificación de excursión a la tienda de Doña Evita con los presupuestos correspondientes por claro lo de la perra de la esquina, que no hubieran bolos en la calle y las cuentas ¿para qué nos alcanza?Algunos dulces, una chocolatina rio Grande para compartir y tal vez algo de pan dulce; los pequeños no estábamos incluidos en el viaje pero como solo era a media cuadra de la casa no había problemadesde el portón los veríamos, volvieron pronto y a la carga con las chucherías en un dos por tres no había nada en la mesa donde las repartieron y las comimos.
Al pasar unos minutos empezaron losarrancones, una pequeña carrera de aquí allá de David y luego una seguidilla de Adela, así empezamos a correr sin más idea que quemar energías; luego de la nada vinieron los Primos (los Hijos del Tío Rafa)con ellos se hizo una pacotilla de más de diez que organizaba una bulla que ni quiera Usted saber, alguien dijo que si jugábamos ladrón librado o arranca cebollas al final fue ladrón librado lapolvareda era tremenda pero lo era más grande el bullicio que con los Orantes ya unidos era un gentío, la Niña Micaela de vez en vez salía a echar agua a la calle para aplacar el polvo y el consiguiente...
tracking img