Cuento de otoño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (457 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por qué el pino, elabeto y el enebro conservan sus hojas en el invierno.
Hace ya mucho tiempo, todos los pájaros se habían marchado hacia el sur, para quedarse allí hasta la primavera. Pero quedabaun pajarito que tenía un ala rota y no podía volar. Miró a su alrededor y vio los hermosos árboles del enorme bosque.
-Quizá los árboles me cobijarán durante el invierno.-
-Álamo precioso- dijo elpobre pájaro-, ¿me dejas vivir en tus ramas hasta que llegue el buen tiempo?
-Bastante trabajo tengo con vigilar mis propias ramas. ¡Fuera de aquí!-dijo el álamo.
El pobre pájaro, aleteando lo mejorque pudo con su ala rota, llegó al árbol siguiente.
-Roble, buen roble- dijo el pobre pájaro-, ¿me dejas vivir en tus ramas hasta que llegue el buen tiempo?
-Si te dejo vivir en mis ramas,picotearás todas mis bellotas. ¡Fuera de aquí!.- dijo el roble.
El pobre pajarito, aleteando lo mejor que pudo con su ala rota, llegó a un gran sauce que crecía a orillas del río.
-Precioso sauce- dijo elpobre pájaro-, ¿me dejas vivir en tus ramas hasta que llegue el buen tiempo?
-Yo no cobijo jamás a desconocidos. ¡Fuera de aquí!- dijo el sauce.
El pobre pájaro continuó aleteando lo mejor que pudo consu ala rota.
Muy pronto lo vio el abeto y le dijo:
-¿Adónde vas, pajarito?
-No lo sé- respondió-, los árboles no quieren cobijarme y yo no puedo volar lejos con mi ala rota.
- Ven a mis ramas-dijo el gran abeto-. Puedes escoger la que más te guste. Así me harás compañía durante el invierno.
El pino estaba muy cerca de su primo el abeto, y le dijo al pájaro -Mis ramas no son muy frondosas,pero puedo proteger del viento al abeto, porque soy grande y fuerte.
Cuando el enebro se enteró, dijo que daría comida al pajarito durante todo el invierno. Sus ramas estaban cubiertas de hermosasbayas negras, y las bayas del enebro son un buen alimento para los pájaros.
El pájaro estaba muy contento en su casa, tan caliente y bien abrigada, y todos los días iba a comer a las ramas del...
tracking img