Cuento: el libro encantado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1351 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El libro encantado

Hace mucho tiempo existía una poderosa pareja de hechiceros Áekius y Adara la cual perdió la vida al dar a luz a su primogénito que le dieron por nombre Gordar. Tiempo después Áekius decidió volverse a casar con Eirene, una humana con lindos ojos avellanas y sonrisa bondadosa con quien tuvo a su segundo hijo Kodran.
El tiempo pasó, Gordar y Kodran crecieron. Mientras Gordarse convertía en un excelente hechicero superando así a sus padres; Kodran, bendecido por Ares, entrenaba muy duro cada día volviéndose el mas poderosos guerrero, siendo victorioso en la batalla ganándose el respeto y admiración de muchos a excepción de Gordar que odiaba a su medio hermano menor y a su padre por haberse casado con una humana, sintiendo que traicionaba la memoria de su madre, envenganza mató a su padre.
-¿Por qué lo hiciste?- dijo con furia Kodran- ¡Era nuestro padre!- gritó
-Por traicionar a mi madre, por casarse con esa simple humana. Es vedad que eres mi hermano pero eres poseedor de la asquerosa sangre de esa mujer- dijo con repugnancia
-¡Cállate!- golpeo a su hermano mayor- tu no eres nadie para insultarla de esa forma
-Soy el mejor hechicero de todos- en esemomento Kodran sintió que no se podía mover- el mas poderoso, el primogénito de los hechiceros mas fuertes, aun así, a nadie le importó, todos te alababan a ti, tu que no eres nadie- en los ojos de Gordar se podía ver el odio y el rencor que sentía pronunciando esas palabras- ¡Te odio!
Kodran no pudo ocultar su sorpresa ante las palabras de su hermano, cuyos deseos de poder y venganza eransorprendentes.
-¡Te maldigo!- Gordar empezó a pronunciar un hechizo aprisionando a su medio hermano en un libro, donde podía escuchar y oler todo lo que se encontrara a su alrededor pero sin poder moverse ni hablar, padeciendo hambre y sed, maldito hasta que alguien pudiera romper el hechizo.
-Adiós hermanito- Sonrió con malicia y frialdad saliendo con paso tranquilo del lugar mientras que a su espaldalo que antes había sido un imponente castillo...su hogar.
…..
Siglos después: en la actualidad.
-hay que ir con mucho cuidado, este lugar no es muy seguro- dijo Marisol mirando las ruinas a su alrededor
-tranquila todo esta bien- contestó Elena con calma- bajaremos hasta ahí para ver lo que encontramos.
Con cuidado empezaron a buscar algo que no estuviese totalmente destruido. A vecesMarisol se preocupaba mucho y más al ir a ese lugar donde muchos años atrás debió ser una construcción pero ahora solo quedaban ruinas, sin embargo, para ella que era una importante historiadora y arqueóloga, le resultaba emocionante cada vez que encontraba algo así era como viajar a la antigüedad, indagar en el pasado.
-mira esto, supongo que debió ser la habitación principal- Marisol rompió elsilencio.
-si supongo que si- dije mientras observaba alrededor de deteniéndome en una antiguo libro que estaba tirado- ¿Qué extraño?- me acerque- esta intacto- llame a Marisol para que lo viera.
-mmm…que suerte tenemos- Marisol sonrió.
-hay que llevarnos lo que encontramos para investigarlo mejor, así que debemos apurarnos.
-claro.
Cuando llegamos al mini laboratorio que tengo en mi casa, loprimero que se me ocurrió investigar fue el libro. Este tenia extrañamente muy pocas hojas, su lenguaje era un poco extraño pero ella que lo había estudiado durante algunos años e incluso durante la universidad, no le fue difícil entenderlo; pero lo que mas le llamo la atención fue el hombre que tenia dibujado, se podía ver que era un guerrero por sus ropas y espada, era alto con brazos y piernaspoderosas, tenia el cabello dorado, ondulado y un poco largo; sus ojos de un verde oscuro, su mirada era profunda y su piel bronceada. Era increíblemente apuesto.
-¡Oh! Que guapo- llegó mi mejor amiga Marisol interrumpiendo mis pensamientos- ojala hubiesen hombres como el, entonces el mundo seria mejor- dijo con una sonrisa.
Empecé a reír.
-ya lo creo- asentí
-debemos salir para celebrar tu...
tracking img