Cuento exiatencialista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (713 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gimnasio Británico
Filosofía
Andrea Sandoval O.
11-c
-------------------------------------------------
16.01.11


Era tarde, había empezado a llover una vez más y yo seguía perplejocontemplando un cielo eterno que no vería nunca más, las horas pasaron y aun me encontraba allí en ese frio callejón con la lluvia cayendo sobre mi cara haciendo que mis ojos cada vez vieran menos.Trate de levantarme pero mis piernas y manos parecían haber perdido su fuerza, por más que mi cerebro quería que me levantara mis extremidades seguían sin moverse, sentía algo extraño, algo que jamáshabía sentido y fue ahí cuando descubrí porque mis piernas no querían moverse, quería acabar con mi vida.

Pasaron las horas más lento que nunca y yo seguía allí tratando de alejar mi mente de tandescabellada idea, pero, por más que intentaba todavía estaba allí ese extraño sentimiento agobiándome cada vez más y haciendo cada vez más miserable mi existencia, de repente mis piernas parecían tenerfuerza otra vez así que me levante y empecé a caminar por ese oscuro callejón, no sabía hacia donde me dirigía asé que seguí caminando esperando encontrar una razón por la cual seguir viviendo.Camine por horas sin llegar a ningún lugar seguía en ese oscuro callejón en el mismo lugar donde empecé a caminar mis ojos se fueron cerrando lentamente hasta que caí dormido en aquel callejón, cuandodesperté me encontraba en una gran avenida, pero, había algo extraño en ella, me senté y mire a mi alrededor, de repente noté que todo estaba inmóvil, la gente parecía no moverse, los carros estaban ahíquietos, todo se había detenido.


Estaba rodeado gente inmóvil pero aun así me sentía solo, ¡vaya ironía! Yo ya no era parte de ese mundo inmóvil, de repente deje de existir en él, sabía que yoestaba allí caminando, yo no era una alucinación, me encontraba allí pero no existía en ese mundo. Mi mente había dejado de dar vueltas, estaba seguro de acabar con mi vida, ya no había nada que...
tracking img