Cuento explotacion infantil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2102 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALBA Y LOS JUGUETES PARLANCHINES

Sólo faltaban 10 días para la víspera de Reyes magos y Alba estaba muy excitada. Se pasaba todo el día pensando qué les pediría. Todavía no había escrito la carta, pero repasaba mentalmente lo que le gustaría que le trajeran.
Pediré una Barbie con muchos vestidos, y una pelota de fútbol Nike, y una Play y…
Se había portado bien todo el año y había sacadomuy buenas notas, así que sus padres le dijeron que podía pedir todo lo que quisiera.
Por fin llegó el gran día. Alba se despertó y dio un salto de la cama para ir corriendo hasta el comedor, donde le esperaban muchos regalos, envueltos en papeles de colores.
Empezó a abrir los paquetes. ¡Estaba todo lo que había pedido! ¡No faltaba nada! Incluso le habían traído regalos que no había pedido...¡Qué alegría! Alba tenía una nueva Play Station, una pelota de fútbol Nike, una Barbie con un montón de vestidos: el de paseo, el del baile, el del trabajo, el de deporte, el de excursión. También un oso de peluche de la Disney. Alba pasó todo el día jugando sola en su habitación con los nuevos juguetes.
Por la noche estaba muy cansada de tanto jugar. Su madre y su padre le dieron las buenasnoches y se quedó dormida.
A media noche, Alba oyó un ruido y se despertó: la pelota Nike se había caído de la
Estantería.
Qué raro... –pensó.
Se levantó de la cama para dejarla de nuevo en la estantería. Cuando iba a coger la pelota, ésta se movió. Alba, intentó cogerla de nuevo, pero la pelota se volvió a resistir. Le saltó encima para evitar que se escabullera otra vez. Y entonces escuchóun gemido:
¡Ay ay ay! ¡Me haces daño!
Alba dio un respingo soltando la pelota. ¡No podía creerlo, la pelota le había hablado!
¿Pelota, hablas de verdad? No disimules… –le dijo.
La pelota abrió su gran boca torcida y asintió:
La boca de la pelota ��
Vale, he sido yo, pero es que me has hecho mucho daño ¡Bestia!
Alba, que era una niña muyagradable, le contestó:
Lo siento, no era mi intención hacerte daño, aunque creo que deberías ser más fuerte. Las pelotas sois fuertes y por eso os chutan.
En ese momento se oyó una risa chillona que llegaba de la estantería. Alba se asustó otra vez al ver que era la Barbie. Su risa era desagradable, molesta. Con mucha prudencia, Alba le pidió que dejara de reírse para no despertar a todo elmundo.
La Barbie, ofendida le contestó:
Ya me callo. Es que me ha hecho gracia lo que le has dicho a la Pelota. Simplemente era eso… pero ya me callo.
No te rías, señorita Barbie, que no tiene tanta gracia –replicó la pelota.
Alba se sentía aturdida y les pidió que no discutieran pero los juguetes, sin hacerle caso, continuaron:
Tú sí que me haces reír. Tan gorda y tanredonda... No sé cómo te atreves a salir a la calle –dijo la Barbie.
Pues sí, soy redonda. ¿Y qué? Pero tengo más cabeza que tú; de hecho soy todo cabeza.
¿Y para qué quiero tener cabeza? –dijo la Barbie– Si tengo todo lo que deseo: soy rica, famosa, guapa y delgada. Nunca me engordo ni envejezco. Tengo todos los caprichos y la ropa que quiero. ¿Qué más puedo pedir? Lo tengo todo, Pelotita.A Alba no le agradó la frivolidad de la Barbie y, como se burlaba de la pelota, y le dijo a la muñeca:
¿Sólo te interesa estar guapa y delgada, y tener cosas? Yo creo que tener imaginación e ideas en la cabeza es más divertido que disponer de tantos caprichos.
¿Y lo dices tú, guapa? Echa un vistazo a tu habitación: está llena de cosas: juguetes, ropa, zapatos, mochilas, televisión,muebles... Me parece que no te falta de nada –Dijo despectivamente la Barbie.
¡Pero yo soy una niña y a las niñas no nos tiene que faltar nada! –se defendió Alba.
De golpe y porrazo se oyó una voz nueva. Era el oso de peluche de la Disney que, desde la estantería, dijo:
Eso es lo que tú te crees, bonita. Quien hizo esta cabeza de chorlito de Pelota, también es un niño y no tiene nada...
tracking img