Cuento infantil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1086 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MI RINCÓN MÁGICO

No hay lugar mas apacible, inspirador y mágico, que un lindo jardín lleno de frondosos árboles por entre los cuales pasan los rayos del sol y proyectan pequeños claros al jugar con las hojas y el viento, creando las mas extrañas y divertidas formas que parecen danzar acompañadas por el suave aroma de las flores.

Tal vez por eso a Margarita leencantaba ir ahí todos los días y sentarse en una piedra, que algunas veces le parecía el trono en donde se sienta una princesa, y otras, era la cruz del tesoro perdido que se marca en un mapa. En cualquier caso, era el lugar de inspiración para una niña de nueve años de edad, feliz, vivaz y con una gran imaginación que siempre reflejaba en todo lo que hacia.

Hija de Isabel yAlejandro, unos ricos hacendados, cuyas obligaciones no les impedían pasar tiempo con ella, Margarita amaba vivir en la hacienda que un día le perteneció a sus abuelos Rosario y Humberto, pero no por los lujos y comodidades que en ella había, sino por ese jardín en donde se encontraba la pacífica piedra, que le permitía estar en contacto con la naturaleza.

Cercana a esa piedra seencontraba una fuente compuesta por varios niveles y con abundante agua cristalina que no dejaba de fluir. En la parte baja flotan las hojas que se desprenden de los árboles, como esperando a que llegue Margarita para empezar a danzar en el agua clara. Y en lo alto de la fuente revoloteaban, todo tipo de pajarillos que parecían saber cuando era su turno para refrescarse.

CuandoMargarita quería estar tranquila y percibir lo bello de la naturaleza, iba y se sentaba en la piedra a contemplar el ballet de las hojas, a ver como se divertían las aves, o simplemente cerraba los ojos y escuchaba los sonidos que nacían de ese rincón mágico y que le provocaban un sentimiento de unidad y armonía con todo lo que la rodeaba.

De vez en cuando sus abuelos los visitaban desdesu casa en provincia, y en una de esas ocasiones, Margarita llevó a su abuelo a su rincón mágico y le pidió que le contara un cuento, porque quería saber si podía imaginar las historias de los demás.
– Aquí tienes tu taburete, abuelito- dijo Margarita mostrándole la piedra a su abuelo. Este quedó maravillado por lo que vio. El lugar emanaba frescura, tranquilidad y armonía.
–¿Cómo pude viviraquí tantos años y no darme cuenta de que tenía un jardín tan bello?– pensó el abuelo mientras sonreía. –Pero que bello lugar tienes aquí Magui dijo el abuelo Humberto.
– Si abuelito, es muy bello, y todo gracias a mis amigos. –
_¿Tus amigos?_
–Si, todos los árboles y flores que nos rodean –. Margarita hablaba muy segura de si misma.
–A ver, platícame – el abuelo Humberto sentía una grancuriosidad y ternura por lo que decía la niña.
–Tengo amigos en la escuela, y son niños como yo, pero jamás vienen a jugar conmigo, y los arbolitos siempre están aquí para mí – mientras decía esto, Margarita vio a su alrededor para contemplar los troncos, las ramas y las copas de los árboles. El abuelo Humberto estaba fascinado con lo que su pequeña nieta le decía.

–Los árboles hacen mucho más quesolo acompañarte Magui – dijo el abuelito Humberto, –ellos nos dan un poco del aire que respiramos, nos dan sombra y algunos, como este naranjo, nos alimentan –. Mientras decía esto, no pudo evitar pensar en su casa en provincia. El había mandado derribar un par de árboles porque hacían mucha basura. Sintió un poco de vergüenza porque se estaba contradiciendo.
Ignorando esto, Margarita se sintiófeliz porque aprendió que los árboles son mejores amigos de lo que pensaba.

Esa misma noche, después de despedir a sus abuelos, Margarita estaba en su habitación preparándose para dormir, pero no podía dejar de pensar en lo que le había enseñado su abuelito Humberto; sentía que debía compartirlo con todo el mundo, para que, al igual que ella, todos supieran lo afortunados que...
tracking img