Cuento picaresco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (542 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nuestro hombre podía resistir con el mínimo de sus necesidades vitales y no porque las condiciones se lo impidieran, sino porque en su existencia cultivó una morbosa costumbre de ahorrar cuantocentavo ganaba, aún a costa de atentar contra su propia salud. Su aseo personal era el de un pordiosero, igual que su vestimenta. Vivía cerca del parque del hacha en una casucha carente de elementalesservicios. Era su cuarto de paredes de adobe de barro, piso en tierra y su cama una estera tirada en el piso
A este anciano, de particular condición, nunca se le vio reír. Contrario a la costumbre dela época, donde en Villavicencio se celebraban con licor los buenos y malos acontecimientos, sus labios nunca saborearon el néctar de los tragos, y mucho menos sus despertares se vieron mortificadospor el singular guayabo. Tal vez esto no se daba, porque en él no existía el concepto del gasto en cosas superfluas, y mucho menos en algo que sonara a diversión.
Cuentan que de joven empezó sutrabajo como vaquero, oficio en el que las condiciones inclementes del clima, la impetuosa agresividad de los ríos, sin la existencia de puentes, e infectados de alimañas, y la condición cerrera de losvacunos, hacía que los hombres se forjaran como luchadores de las adversidades y no fuera para ellos difícil soportar la falta, a veces prolongada, de comidas, bebidas y de conciliar en armonía el sueño.En ese ambiente agreste y casi salvaje, se formaron dos tipos de vaqueros:
Unos, ávidos de pasiones y necesidades varoniles que al llegar con el ganado desde esos remotos llanos a Villavicencio,derrochaban en pocos días el salario de todo ese tiempo de travesía en mujeres y trago. Sobre el tema se hicieron canciones que aún suenan en viejas rocolas: “el galerón llanero” que en una de susestrofas decía:” Si vas a Villavicencio/ pregúntale a la botella/ que si se acuerda de mi/ como yo me acuerdo de ella.” Pues bien, “La botella” era el mejor prostíbulo de la época, al que concluían los...
tracking img