Cuento- "vale todo en navidad"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (411 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VALE TODO EN NAVIDAD
Como todos los 24 a la noche en el barrio de Villa Luro la gente salía a festejar. Cada familia se reunía en la vereda de su casa, ponía la música a todo lo que daba y bailabahasta las 24 horas, momento en que estallaba la plena felicidad, y no me refiero a la felicidad a la que uno agradece al cielo la oportunidad de estar vivo, con salud y trabajo, sino, aquella felicidadque sucede cuando te fuiste de copas en el brindis metiendo la excusa que es navidad y nace el niño Jesús.
Así se festejaba en mi barrio, algo común para mis ojos, pero algo desconocido para losvecinos de Mataderos, ya que éstos gozaban de una manera más pacífica e íntima.
Solían, los de mi cuadra y alrededores ir al “muñeco”. Éste consistía en un gran títere, colgado en lo alto de unacolumna, hecho de telas y relleno con todo tipo de explosivos que se te venga a la cabeza, desde 3 tiros hasta las cebollas más potentes. El show duraba mas o menos treinta minutos pero en ocasiones seextendía porque los niños se acercaban a la columna a seguir tirando fosforitos -aquellos más pequeños- y triangulitos y flower -los mas rebeldes-. Muchas veces los más antiguos del barrio no asistíanal muñeco porque no soportaban el fuerte impacto para sus oídos y se quedaban, por lo tanto cuidando sus casas. Obviamente no se aburrían, seguían bebiendo del ananá fizz, de la Fresita y sin dudaaprovechaban para comer la mayor cantidad de nueces sin que los vean y los puedan retar por su alto colesterol.
Terminando los festejos a las 6 de la matina, se cortaba la fiesta en las veredas y losjóvenes que continuaban con su catarsis formaban nuevas parejas en el barrio, sin tener en cuenta su amorío actual. Salían con sus “recientes levantes” y amanecían en casas ajenas.
Al día siguientenada se habló, nada se dijo de los infieles, no se juntaron las barritas de las esquinas. Una de ella fue L.P.A. (los pibes del Aconcagua) ni tampoco los chicos de la plaza Los Andes. Siete días...
tracking img