Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1575 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LUNES
Adrian estaba de vacaciones y jugaba a la pelota con sus amigos en el callejón. A veces hacia gol, a veces rompían las ventanas de los vecinos, así como ahora; y se asomo a gritarles un profesor barbudo y Adrian llego a su casa muy aprisa; sin aire, por que subió cuatro pisos. -ya llegué-grito. Como hacia siempre nadie le contesto. Su mama no vino de la cocina ni de las otras piezastampoco vino nadie. Adrian prendió la luz, pues empezaba a oscurecer. En la mesa del comedor encontró un papal que su mama la había dejado:
Adrian:
Tú papa está enfermo y tengo que irme con el enseguida. Por más que te busque, quien sabe donde andabas. Hijito, pórtate bien. Te dejo cinco pesos para que te vayas a casa de tu tío Austero. Le das la carta que aquí veras. Hijo, pórtate deveras bien,lávate los dientes y acuérdate de decir buenos días. Muchos besos de tu mamá.
Adrian se quedo leyendo la carta varias veces. El papa de adrian era ferrocarrilero. El y sus compañeros habían hecho una huelga, esto es, dejaron de trabajar para pedir cosas justas y necesarias: mas sueldo y beneficios para sus hijos y sus mujeres, Nada les concedieron y vinieron políticas y soldados aplegares. El papa de adrian se quedo sin trabajo y se fue entonces de bracero a otro país; desde allá les mandaba cartas y dinero. Ahora también se había marchado su mama. Adrian pensó dormir en la casa sola y buscar a sus tíos el otro día, pero eso le pareció muy triste. Mejor apago las luces tomo una maletita que le había preparado su mama y cerro el departamento con lave. Se fue sin despedirse de susamigos. Pero pronto llego a su destino, se encontraba frente a la casa de su tío, Adrian no alcanzaba el timbre, toco el aldabón y lo oyó retumbar tres veces.

Ya los tíos esperaban a Adrian – Tu mama nos hablo antes de irse - Pasa. ¿Ya merendaste? Ven y siéntate con tu tío. En esta casa vivían la tía Cleopatra y el tío Austero, con sus tres hijos, también una tía muy anciana llamadaRamona, no de dejaba ver mucho, nada más teje y toca discos, encerrada en su cuarto. Los dos primos y la prima ya eran adultos, como de treinta años cada uno, se llamaban Eduardo, Antonio y Tintina.
La casa estaba llena de roperos con espejos. Selva de plantas en los corredores y un loro malhumorado, que había sido de la mamá de Ramona, el cual gustaba recitar poesía entre las plantas, pero no lo hacíabien. O se revolvían unos poemas con otros
Por ejemplo. Volverán las golondrinas, rica papa, rica papa, tu cubierta es de maíz, rico pan con leche.
Don Austero leyó la carta y dio la mano solemnemente a Adrian.
Merienda para que te vayas a dormir. Durmió en un cuarto grande, con cama dorada un tocador de madera oscura, con marmoles y espejos.

MARTES
Los días en esa casa tan grandeempezaron a hacerse pesados a Adrian. El tío siempre le concedía ratos de platica, donde le preguntaba las capitales de la república, o cosas de hipotenusa y catetos. La tía Ramona ponía a rezar a la familia por las tardes. A nadie le gustaba esto, pero ni modo.
Eduardo trabajaba en un banco, vestía muy bien y al anochecer se divertía contando millones en una pequeña calculadora. Antonio estudiaba ensecreto la carrera de payaso, que en su casa nadie aprobaba. Tintina tenía un novio y la visitaba por las tardes, y también lo ponían a rezar.
Vivían allí, tres gatos amistosos: pitrifas, puma y numa. Aceptaban a veces jugar con Adrian y dormían con el por turnos, pues en la noche tenían muchas obligaciones.
Y sucedió así, y aquí viene lo más importante y digno de contar: que los gatos jugaban alescondite con Adrian. Y así llegaron hasta una puerta con un enorme candado. La puerta sin querer se abrió, él cayó dentro y el candado quedo colgando de la puerta. El lugar estaba lleno de cosas curiosísimas: varios baúles, armarios y líquidos de colores burbujeantes en frascos de vidrio, un ropero chueco…
Adrian veía todo con asombro y curiosidad. Abrió el ropero la puerta rechino, observo...
tracking img