Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2667 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un día me encontraba en la casa hablando con mi madre, contándole del buen día que había tenido en la universidad y de lo mucho que había aprendido en mi clase de química. Mi madre muy feliz y contenta me escucho por varios minutos cuando acabe de contarle mi día ella se acerco dándome un abrazo y un beso, ¨hijo quiero que sepas que cada vez que te acercas a mí y me cuentas tus cosas me alegramucho porque sé que poseo tu confianza, eres lo que más amo y siempre estaré ahí para cuidarte y brindarte lo mejor”, dijo mi madre con lagrimas en los ojos y muy emocionada. Cuando mi madre le estaba hablando sonó la puerta y yo interrumpiéndola fui a ver quien estaba tocando. Fue muy grata la sorpresa que me lleve cuando vi que quien tocaba mi puerta era Sofía, una gran amiga de la cual mehabía distanciado un poco, pero a la cual quería mucho. Sin pensarlo la invite a seguir, ella un poco seria me dijo pablo necesito que hablemos, yo un poco confundido por su actitud, le dije está bien, pero que es lo que te pasa y ella después de un profundo silencio me dijo: pablo no te imaginas lo que vi ayer en el centro comercial, muy serio y sin saber de que se trabaja le pedí que fuera clara,ayer vi a tu novia con un hombre en el centro comercial muy feliz y tomada de la mano, yo me reí y le dije no me digas mentiras con una gran sonrisa en la cara a lo que ella respondió: tú crees que yo sería capaz de venir hasta tu casa solo a decirte una mentira?, Pablo porque piensas que jugaría con un tema tan importante para ti como tu relación?. Yo agachando la cabeza y con los ojos un pocollorosos le pedí a Sofía que me contara lo que había visto.

Mira pablo ayer estaba en el centro comercial con Federico estábamos sentados comiéndonos un helado cuando por nuestro frente paso Lina quien iba con un hombre cogidos de la mano y con una sonrisa muy expresiva, fue tal la impresión de nosotros dos que nos sorprendió mucho, sin embargo ellos siguieron de largo, yo creía que lo mejor erano contarte nada, entonces dejamos que este tema pasara, pero después de que terminamos el helado decidimos ir a cine y ahí nos encontramos frente a frente con Lina y aquel hombre, Lina se puso blanca cuando nos vio y se acerco y sin saludarnos nos dijo: ” yo te puedo explicar todo lo que está pasando, no es lo que tú crees amiga” Federico y yo la miramos de arriba abajo y yo le dije que elúnico que merecía una explicación lógica eras tú Pablo, pero pese a lo que yo le dije ella insistió en que escucháramos su explicación; sin más remedio accedimos a escucharla, justo en el momento en el que empezó a hablar empezó a llorar y su voz se entrecortaba cada vez mas. Todo empezó hace un mes, la noche anterior a la muerte de mi hermano, ese día Martin tenia estaba jugando play station comocualquier otra noche mientras yo estaba a su lado conversándole, cuando de un momento a otro Martin me volteo a mirar y sus ojos se le blanquearon y en cuestión de segundos empezó a convulsionar, para colmo de males ese día estábamos él y yo solos porque mis padres estaban celebrando sus 25 años de casados. Empecé a sentir mucho miedo porque no sabía qué hacer y fue ahí donde llame a Pablopidiendo desesperadamente ayuda; pero lo único que recibí fueron excusas sabiendo que se trataba de una vida y mas la de mi hermano. Al ver que de Pablo no recibí ayuda y que mis gritos se hacían aun mayores, toco a mi puerta Luciano mi vecino. Al ver mi desesperación tomo a mi hermano y lo llevamos en su carro al hospital, esperamos durante toda la noche pero a las 6 de la mañana mi hermano falleció porun ataque al corazón, es por ello que mi comportamiento hacia él ha cambiado y para serles sinceros entre más alejada este de él me siento mucho mejor, porque con su comportamiento me demostró que las personas no son lo que uno se imagina y que hay ángeles que caen del cielo y uno de ellos es Luciano.

Pablo esto fue lo que Lina me conto, es por eso que estoy aquí; sinceramente no...
tracking img