Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (918 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La pequeña vendedora de fósforos

Reinaba un frío horrible; nevaba desde la mañana; se aproximaba la noche y era el último día del año. En medio de las ráfagas, en aquel frío glacial, una pobre niñaandaba por las calles, Destocada y descalza. Al salir de su casa llevaba unas zapatillas, ¿pero de qué le servían?
Eran muy grandes y su madre las había usado hasta entonces.

La pobre niña lasperdió al cruzar una calle corriendo para no ser atropellada por los coches que pasaban veloces. Una de ellas había desaparecido y no pudo encontrarla; la otra fue recogida por un muchacho
Que escapódiciendo que la conservaría como cuna para cuando tuviese hijos.
La niña andaba con sus piececitos desnudos, rojos y azulados a la vez por el frío. En un viejo delantal llevaba un paquete de cajas defósforos y un haz de éstos en la mano. No había podido vender nada en todo el día, ni nadie le había dado ni siquiera una moneda de limosna. Temblando de frío y de hambre, la pobrecilla semejaba laestampa de la miseria. Copos de nieve cubrían su larga cabellera rubia, que en graciosos rizos le caía por la espalda; pero poco pensaba en eso ahora la niña. Brillaban luces en todas las ventanas ypor el aire flotaba un delicioso olor a pavo asado, porque era Nochebuena. ¡Y en esto sí que pensaba!

En un rincón formado por dos casas, una de las cuales sobresalía de la otra, La niña se sentó yse acurruco, procurando no tocar el suelo con los pies. No osaba volver a casa, segura de recibir una paliza de su padre por no haber vendido una sola caja de fósforos ni llevar una moneda. Además, ensu casa hacía frío también, porque no tenían más abrigo que el techo a través del cual silbaba el viento, aunque se habían tapado las rendijas con paja y trapos.

Tenía las manos heladas. ¡Oh!¡Quién sabe si encender un fósforo le haría bien! ¡Si se atreviese a sacar de la caja un fósforo, aunque sólo fuera uno, frotarlo en la pared y calentarse los dedos entumecidos! Sacó uno. ¡Chis! ¡Cómo...
tracking img