Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (796 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Martes 13, Martes para Leer”
(Cuento)

Ese martes 13 Julián las halló muertas. Él tan solo era un joven de 23 años, universitario y cotidiano. A Julián nadie le dijo cómo debía reaccionar ante uncrimen, nunca supo de primeros auxilios, poco le habían hablado de las consecuencias morales de ignorar a alguien que necesitara ayuda, y mucho menos tenía nociones legales, para saber cómo procederante una escena de crimen. Lo único que había escuchado, era que el martes 13 no era un día de suerte, que las fuerzas del mal merodeaban la ciudad. Todo conspiró en su contra.

Tenía dos opciones:salir corriendo y hacer como si nunca las hubiera visto muertas, o levantarlas y tratar de reaminarlas, tal vez podría funcionar.

Se tomó unos segundos para recapacitar, caminaba de un lugar aotro desesperado, pensaba en su familia, en su novia, en su carrera profesional, pensaba también que podría resultar implicado y terminaría encerrado en una cárcel inocentemente, que tendría que dejarla rumba y muchos momentos de esparcimiento, pero por otro lado, le preocupaba que no debía huir como si nada hubiese ante sus ojos.

En su ínfimo conocimiento sobre medicina, pudo examinar queestaban en mal estado, se veía que habían sido torturadas, tenían señales de heridas profundas; entonces con pasos lentos decidió acercarse un poco más, pero la sangre alcanzó las suelas de sus zapatos,tomó entre sus manos la cabeza, cerró los ojos y supo que ya estaba involucrado. ¿Cómo le declararía a la policía que tan sólo fue a buscar un libro a la biblioteca?, ¿cómo explicaría a sus padres queno tuvo nada que ver?, ¿quién creería en su inocencia, quién entendería que estaban muertas antes de él descubrirlas abandonadas y sin vida en esa vieja biblioteca?, tal vez nadie.

Pero Julián queera un joven inteligente decidió llamar a un viejo profesor de literatura, al que nunca había querido escuchar, al que siempre tildó de rutinario y obsoleto en su escuela, con el que poca relación...
tracking img