Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (399 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CARACOLA
Había una vez una mujer que vivía en el Sáhara y a la que le faltaba agua y comida y pasaba mucho frío. Un día, caminando por la dunas pensando en cómo dejar de tener sed, hambre y fríose cayó dentro de un pozo muy pero que muy hondo.
- ¡Ahhhhhhh! ¡Socorrooooooo!, gritó.
Por suerte, pasaba un hombre por ahí que la oyó gritar y la sacó del pozo.
-¡Muchas gracias, señor! ¡Qué dioslo bendiga!
El hombre la invitó a su casa y le dio de comer y beber, y un montón de cobijas para que no pasara frío en la noche. Y ya sabéis: ¡barriga llena, corazón contento!
La mujer estaba tanagradecida que quiso demostrarle su gratitud con un regalo.
-Como tú me has ayudado a mí, yo te quiero ayudar a ti haciéndote un regalo... - le dijo ella
-¿Un regalo? ¡Pero si tengo de todo! - dijoél.
Ella estuvo pensando que cosa podría darle a él que no pudiera encontrar en el Sáhara....
¡Una caracola! pensó.
Y así fue como, un día, hizo un equipaje con agua, comida y una cobija y se fue,pasito a pasito, a buscar el mar.
Cuando llegó a la playa se quedó horas mirando la extensión infinita del mar. Con mucha decisión se montó en una barca de unos pescadores y se fue a pescar con ellospensando que en alta mar podría encontrar una linda caracola para regalársela al hombre.
En alta mar, su caña se movió... ¡Un pescado había picado! Era el pez más enorme que ella había visto en suvida. Al abrirlo por la mitad, en medio de su tripa, encontró la caracola más bonita del mundo, llena de colores como el arco iris.
Al acabar el día de pesca, se despidió de sus nuevos amigos, lospescadores, y empezó el camino de regreso al Sáhara, a la casa de su amigo que la había rescatado del pozo.
Al llegar, el hombre se puso muy contento de volver a verla y de contemplar la caracola tanbonita que le había traído de su viaje al mar. Por eso, esa misma noche, hicieron una cena en medio de la noche.
- ¡Mira! -Dijo ella -¡una estrella fugaz! Pide un deseo.
- Deseo, deseo... -dijo él-...
tracking img