Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1099 palabras )
  • Descarga(s) : 33
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Toda la clase estaba atenta a la lectura de María, pues el cuento que leía parecía vivo, con apenas ocho años, ella daba énfasis a la puntuación, no ignoraba comas ni puntos y en los signos de exclamación subía los tonos de voz, en los de interrogación parecía que las preguntas, las hacía a los presentes y éstos se “metían” en el cuento.
Ese día, el cuento era sacado de un libro muy viejo, unamaestra lo había traído de su casa, para que vieran las letras y los dibujos y reconocieran la diferencia con los cuentos modernos.
Cuando María dio vuelta la tercera hoja para seguir leyendo, hizo silencio y miró al maestro
-¿Qué pasa María, por qué no sigues leyendo?
- Maestro… hay un agujero en el libro
- No puede ser
- Venga, mire…
En efecto, en el medio de la cuarta hoja, había unagujero pequeño pero no tanto, pues cuando más lo miraban, parecía crecer.
- A ver – dijo el maestro – vamos a inventar la parte del cuento que no está en esa página, va a ser divertido.
A María no le gustó la idea
- Maestro, no creo que sea lo correcto ¿no seríamos muy atrevidos al cambiar parte del cuento?
- No, será un buen ejercicio
Mientras la niña siguió leyendo la página número seis, dela tercera hoja del libro, miraba con extrañeza que el agujero de la cuarta hoja se iba comiendo, de a poco, las letras que tocaban el borde del mismo.
Pronto comenzó a crecer desde el centro del agujero, un pequeño remolino que no respetó mayúsculas ni minúsculas, puntos, comas, punto y comas, diéresis y demás y se tragaba lo que restaba de la página, cada vez con más rapidez, mientras elmaestro seguía explicando el ejercicio propuesto… María, que estaba bastante preocupada.
Leonardo se dio cuenta de que su compañera estaba asustada y fue a su lado, como era muy curioso, al ver lo que sucedía, metió el dedo en el agujero y éste se lo comenzó a llevar a Leonardo adentro del remolino, primero el dedo, la mano, el brazo, el cuerpo…
Ya todos gritaban y se acercaron a Leo y fue Freddy elprimero en tirarse a las piernas del amigo, intentando que el remolino, grande como el escritorio del maestro, no se lo tragara, pero… se fueron los dos con todos los compañeros y el maestro, ya que todos se habían tomado de las manos intentando ayudar a Leo. María fue la última, pues era la que tenía el libro y parecía que se le había pegado a la mano.
En el remolino todos giraban, viendo comolos colores del arco iris se mezclaban a su alrededor, hasta que cayeron sobre un campo dónde crecían árboles, castillos, puentes, casas, cielo, nubes, montañas, aves, animales, gente… y todo era de letras.
Cuando se miraron entre ellos, vieron que también estaban hechos de letras y no entendían que pasaba. El lugar era lindo, todos los colores del arco iris estaban en todos lados, las niñasmorenas tenían el cabello más negro y brillante, los de ojos verdes lucían más verdes, las túnicas estaban muy blancas, aún las más… hmmm… bueno, un poco sucias y las moñas tenían un azul cielo espectacular. Las piedritas de colores del collar de Débora eran tan lindas que parecían perlas de colores. Pero todo era de letras.
Caminaron junto al maestro y vieron que las aves llegaban hasta ellos, lasmariposas se posaban en sus cabellos y los guiaban hacia un árbol viejísimo con un tronco gigante, ramas impresionantes e incontables hojas de distintos verdes, todas con forma de libros.
Era un árbol que invitaba a sentarse a su sombra, sus raíces y tronco a subirse a él, se sentía una energía muy fuerte y los chicos fueron corriendo hacia él admirados de que su maestro, era como un niño más,trepándose al igual que ellos.
María estaba extasiada, los cascaruditos, las hormigas, los perros, las piedras, todo era de letras, se sentó con una flor preciosa en sus manos, un mburucuyá.
-¿Te gusta? – Preguntó una voz firme, dulce, como de un abuelo
- Si, muchísimo
- Entonces te la regalo
Cuando María se da vuelta a dar las gracias, ve que era el gran árbol quien le sonríe y guiña un...
tracking img