Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2667 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sentada en la banca de la plaza, me quedo mirando alrededor…tantas parejas, tanto amor…me duele. Justo cuando esto escarbaba en la herida de mi corazón, pasa frente a mí la pareja más enamorada que podría apreciar en esta plaza. Se pasaban los brazos por la cintura, el tapizaba de besos las mejillas enrojecidas de la chica. Susurraban “Te amo…eres mi vida entera” según pude leer sus labios. Micorazón se retorció en mi pecho como queja de esta bofetada a su dolor. Me puse de pie y eche a correr con las lágrimas nublándome la mirada. Los quejidos de dolor me rasgaban la garganta, en mi mente gritaba “¡¿Por qué?! ¡Yo lo amaba! ¿Por qué me lo arrebataste Dios mío?” Me senté en una banqueta para llorar en silencio…y comencé a recordar el último momento que lo vi con vida.
“-¡Felizcumpleaños Evelyn!- grito mi mamá poniéndome un pastel de 3 leches frente a mí. Mi familia entera se reunió por mi cumpleaños número 16. La sala y comedor de mi casa estaba decorada con serpentinas, globo y, listones.
-¡Gracias a todos! Esto es…simplemente perfecto-dije y mi voz sonó temblorosa, quería llorar de alegría pero me pude contener.
-Es lo menos que te mereces Evelyn, eres una gran amiga,gran hija, gran novia…-dijo mi amiga Tamara. Lo de gran novia lo dijo con un tono de voz gracioso.
-Por cierto… ¿Dónde esta Franco?-pregunte mientras barría la sala con la mirada tratando de encontrar a mi vida entera, mi razón de ser y existir, mi novio.
-No podrá venir, tuvo que salir de la ciudad, lo siento hija-dijo mi madre con tristeza. Quise disimular una sonrisa pero no pude. Tocaron eltimbre de la puerta y Tamara corrió a abrir.
-¡Evelyn!-grito emocionada. Me pare como caricatura de mi silla con la esperanza de ver a Franco pero solo me encontré con una enorme caja de regalo.
-¿Quién lo manda?-pregunte y Tamara se encogió de hombros. Entre las dos lo arrastramos como pudimos hasta dejarlo en el centro de la sala. Pesaba demasiado. Todos empezaron a cantar “¡Que lo habrá, quelo habrá!” Destruí el precioso envoltorio metálico y de la caja salto Franco para darme un beso.
-Felicidades mi princesa- me dijo con sus ojos verdes brillando de alegría. Estaba vestido con pantalón de mezclilla negro y una playera azul. Se veía hermoso, como un príncipe modernizado. Su pelo negro como la tinta se contrastaba con su piel de marfil y sus ojos de esmeralda. Todos gritaron yaplaudieron, mientras ellos gritoneaban él se acerco a mi oído y me susurro:
-Soy tu regalo, podrás hacer conmigo lo que quieras…te visitare por la noche… si quieres-Uso una voz seductora y sensual, jamás lo escuche hablar de esa manera. Provoco que se me erizara la piel. Paso la fiesta y yo esperaba a Franco vestida con un pijama de blusa de tirantes y un short corto. No sabía que debía hacer, dondetocar, como hacerlo…porque soy virgen. Escuche el golpe de unas piedrecillas en mi ventana. Mi corazón brinco en mi pecho y corrí directo al sonido. Y ahí estaba el, siempre con su sonrisa resplandeciente, nada la borraba, incluso sonreía estando dormido.
-¿Puedo subir?- me pregunto. Me mordí el labio con nerviosismo y asentí. Trepo con increíble agilidad y entro por la ventana. Me miro conternura de arriba abajo. Ni una pizca de lujuria y deseo malsano albergaba en sus ojos, lastima…no puedo decir lo mismo de los míos. Verlo frente a mí con su abdomen al descubierto desvaneció mi pena. Se acerco poco a poco, empezó a besarme con ternura, pero yo no pude corresponder igual. Mis manos se enredaron en su pelo y lo bese con desesperación, como si llevara semanas sin agua y sus labiosfueran un vaso de agua fría. Nos recostamos en mi cama y nos deshicimos de nuestras prendas. Cuando todo termino el me susurro en el oído:
-Te amo Evelyn, serás la primera y la única mi pequeño angelito terrenal…te amo preciosa, simplemente eres mi todo-correspondí a esto con un beso.”
Gruñí en desesperación, el momento más bello de mi existencia se vio ennegrecido de dolor al día siguiente…y...
tracking img