Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1166 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DESEO DE SAMUEL

El hielo presente en el aire frió de aquel Octubre del año 1990 transportaba los lamentos de los niños como si estos quisieran correr con la fuerza del viento a otro mundo, con la fe de que ahí si pudieran ser escuchados. Niños que como Samuel nacieron en aquel tormento de basura y desgracia sin nombre: un pequeño pueblo reducido a dolor, desesperación, drogas y hambre;mejor conocido como el pueblo de los hijos olvidados. Pero no por eso faltó en sus habitantes los sueños, la esperanza ni mucho menos el amor. Sobre todo en el alma de los niños.
Ya terminaban de caer las gotas de roció que dejaba la noche, y una charca de agua de la última lluvia guardaba todavía en silencio lo que los rayos del sol se empeñaban en querer descubrir. Solo quedaba el dolor de la nochey estaba escondido en el canto de los ruiseñores que despertaron al alba. Las gotas de sangre aún no habían terminado de secar cuando las campanas de la iglesia empezaron a sonar.
Su funeral fue sencillo, y solo varias flores blancas cubrieron su ataúd. Juntas desprendían ese leve olor que se relaciona con las despedidas que traen las muertes.
A lo lejos y como si estuviera inmersa enrecuerdos se veía caminar con dificultad a una mujer bajita, de cabellos blancos, como queriendo disminuir el dolor de su alma con la ayuda de una cruz de madera que llevaba colgando de su pecho y que de vez en cuando sujetaba con su mano.
Samuel era un niño, enjuto, con grandes ojos marrones, un poco hundidos por la desnutrición, de piel blanca, y cabello negro. Una capa de polvo y mugre cubría susmejillas la mayoría del tiempo, y no permitía contemplar de manera precisa la forma de los hoyuelos que se formaban en su rostro cuando sonreía. Solía tener un resplandor en sus ojos y podía mostrar su alma llegando al corazón de las personas que lo miraban transmitiendo instantáneamente una paz increíble. Pero el destino quiso que a sus siete años tuviera una muerte rápida, y su vida paso por estemundo como si fuera una estrella fugaz que solo deja ver su rastro en la oscuridad de la noche, pero deja en el corazón de los enamorados la esperanza ciega de que existió.
Su madre lo abandono al nacer. Vivía con una anciana de rostro tostado por el sol, cabellos blancos recogidos en una cola, de sonrisa liviana y serena, con muchos desgastes en sus huesos, enfermedad que la debilitaba cada vezmás; y a quien él llamaba mamá.
- ¡Cuando sea grande quiero ser un doctor!- solía decir-, para curarte mamita.
– También quiero tener mucho tiempo para amar a mi mamá- decía mirándola y soltándose a reír, al mismo tiempo que rodeándole el cuello con sus pequeños brazos los dos reían sin parar-. A veces pensaba en aquellos que nunca pudieron amar a su mamá porque no la tuvieron a su lado.Cuanta lastima sentía su pequeño corazón por aquellos que teniéndola no la querían. Es por eso que se sentía feliz; ya que a su corta edad había descubierto un el secreto de la felicidad. Y lo había encontrado en ese pueblo, en ese sucio lugar. Sabía que tenía a una verdadera madre a su lado; esa mujer que siempre lo hacia sonreír a pesar de las dificultades, pero más aún, la que llenaba su espíritude amor todos los días. No la vio llorar nunca, pero sabia que por las noches las lagrimas que sentía caer en su rostro era el llanto silencioso de su viejecita, cuando sabía que al otro día no tendría con que alimentarlo. No eran días fáciles los que solían enfrentar. Pero nunca falto una sonrisa, un abrazo o un te quiero en su hogar.
Samuel había logrado desarrollar un sentimiento majestuosodesde el fondo de su corazón. Dormía todas las noches al lado de su mamá con gran orgullo y felicidad; albergando en su corazón el deseo de un día poder darle un lindo ramo de rosas, – serán muchas rosas rojas- decía con gran emoción-. Había visto como vendían esos ramos gigantes con rosas de todos colores, por lo que recolectaba dinero en una botella de vidrio para un día poder comprar el regalo...
tracking img