Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUAN SIN MIEDO

Había una vez un padre que tenía dos hijos, el mayor de los dos era listo, prudente, delgado, pequeño y su nombre era Miguel. El podía hacer cualquier cosa que se le ordenase; pero el más joven era tonto y no podía aprender ni entender nada, esté, se llamaba Juan, era robusto, de tez canela y manos suaves ya que nunca habían hecho esfuerzo alguno, pero lo más notable en el eransus ojos grandes y negros tan dulces y profundos.
Todos los que veían pasar a Juan decían:

* Aquel joven le dará problemas a su padre

Cuando había algo que hacer, era el hermano mayor el que siempre tenía que hacerlo, mas, si era de noche o había que afrontar algún peligro, se acobardaba y repetía:

* ¡Oh no padre! No puedo hacerlo, me causa pavor.- ya que tenía miedo

Juan sesentaba en una esquina y escuchaba atento preguntándose qué era el miedo, no entendía lo que significaba.
Un día su padre le dijo:

* Escúchame con atención, te estás haciendo grande y fuerte, y debes aprender algo que te permita ganarte el pan de cada día
* Bien padre.- respondió Juan.- la verdad es que hay algo que quiero aprender, quisiera que alguien me enseñase a tener miedo, noentiendo qué es eso.

El hermano que atento escuchaba se decía así mismo “Que ingenuo es este hermano mío, nunca tendrá nada propio, y será un pobre desdichado”
Su padre al ver que solo le traería disgustos le dijo:

* Vete de mi vista, no quiero verte mas. Aquí tienes cincuenta monedas para ti cógelas y vete por el mundo entero, pero no digas que eres mi hijo, ni que esta es tu casa.

Alamanecer Juan partió de su casa dispuesto a conquistar sus sueños, alejándose poco a poco de su natal Sicuani, un pequeño pueblito del Cuzco y se dirigió a la capital, donde le habían contado que el miedo esta por doquier y que ningún otro lugar era tan peligroso para un pueblerino, como era la ciudad de Lima.

Cuando llego empezó a caminar maravillándose de las enormes construcciones que a suvista se alzaban, de pronto un hombre le grito:

* ¡He muchacho! Ten cuidado, casi te paso por encima.- dijo manejando su auto.
* Disculpe señor.- respondió Juan.- ¿Sabe usted dónde puedo encontrar al miedo?

El hombre lo miro extrañado y supo al instante que era un joven honrado, un poco ingenuo, pero de buen corazón.

* ¿De dónde eres?, ¿Tienes padres o has venido solo?
*Estoy solo en este mundo, no tengo nada que ganar, ni nada que perder, solo mi valor, ya que no se es el miedo y quiero sentirlo al igual que todos.

El extraño sonrió y le dijo:

* Debes tener hambre y seguro no tienes donde dormir ven conmigo yo te daré posada en mi casa.
* Si señor.- respondió Juan.- Gracias.

El extraño pero simpático hombre lo llevo a su casa le dio una camaconfortable y comida, Juan se sintió muy agradecido tanto que quiso darle sus cincuenta monedas, pero el hombre no quiso aceptarlas, le conto, que nunca había tenido un hijo por dedicarse tanto al trabajo y que necesitaba ayuda en su taller, así que Juan se ofreció inmediatamente a ayudarlo en lo que pudiese.

* Mi nombre es Fausto- dijo el amable señor.- puedes decirme Don Fausto.
* Mi nombre esJuan y estoy ansioso por conocer todo principalmente lo que es el miedo.
* Jajaja – rio Don Fausto.- Lo conocerás cuando hayas perdido lo más valioso que tengas, pero para eso tendrás primero que tener algo no? Jajaja
* Entonces comencemos.- dijo Juan entusiasmado

Fausto le enseño todo lo que sabía en la rama de los artefactos, Juan se sintió anonadado por tantas partes y tantoscircuitos complejos, aunque se electrocuto, corto y aplasto pero más nunca sintió miedo, y era en esto que radicaba su fama ya que cualquier artefacto que llegaba a sus manos era completamente destruido y luego reconstruido a la perfección, como un nuevo ser que nacía de sus manos. El dueño del taller estaba muy contento con él y Don Fausto aun más.
Cierto día Juan fue a comprar unas piezas que...
tracking img