Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1063 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DECEPCION DE POSEIDON Y EL DESPERDICIO DE SU AGUA

Los habitantes de una ciudad griega llamada squash que se encontraba en lo mas lejos imaginado llevan su vida siempre con un gran comportamiento, buenos valores y apreciando todo lo que sus dioses les brinda pero mantienen siempre un poco desalentados, hacen todos los días suprema alabanza a aquellos dioses mas que todo a su misericordiosodios Poseidón (rey de los mares y los océanos). Porque sienten que el agua y la lluvia era lo mas precioso que podría existir así que deciden empezar a construir un altar para adorarlo mejor.
Poseidón en vista del gran afecto que sienten por él ha hablado con Hefesto el dios artesano y herrero de los dioses para que los ayude a forjar en una gran montaña el gran altar que construían para el y conesto decide adoptarlos como sus hijos.
Pasaron tres días y el gran altar estaba listo, se veía imponente en lo lejano, estaban todos los ciudadanos en la montaña celebrando y alabando a Poseidón cuando de repente se escucho una tremenda voz, era Poseidón y decía:
“Aparezco ante ustedes porque ustedes serán mis hijos y los protegeré, llenare sus vidas de fortaleza y aliento para sus día a día,pero deberán llevar ante todo siempre sus alabanzas al agua y a mi con mucha fe en este altar” cayo por un momento y señalo al centro de la montaña y dijo: “aquí les otorgo el agua del vigor y la virtud de la cual todos podrán beber sin excepción alguna”.
Todo quedo en silencio cuando de repente empezó a manar un liquido precioso y cristalino de aquella montaña todos se acercaron y bebieron deaquel agua que manaba en abundancia y al instante empezaron a sentir un aliento de animo fuerte que se noto hasta en el olimpo.
Todos los días llegaban allí en manada completa todos los ciudadanos adoraban, oraban, bebían y luego se iban, así pasaron los días las semana los meses y los años todo se torna en orden.
Poseidón se sentía orgulloso de ellos y de lo que había logrado consigo y el en susmares sentía sus oraciones, pero su hermana la diosa atenea diosa de la sabiduría y la guerra estratégica tiene un mal presentimiento se dirige a Poseidón lo acompaña unos días porque no sabe como decirle lo que siente y él pone sus sentidos en ella.
Mientras tanto en la ciudad de squash las personas llegan por el agua apresuradamente y se olvidan de sus alabanzas, unos venden el agua a otroslugares, lavan sus cosas con ella y de repente unos ciudadanos piensan que bañándose en ella van a estar mucho mejor sin mirar el daño que producían. Todo se a convertido en un caos pelean por un lugar cercano del agua vigorosa.
Atenea por fin se decide y empieza a contarle a Poseidón su hermano querido: “Poseidón sabes que te quiero mucho y sé que te encuentras feliz por tus hijos pero larealidad de mi visita es para contarte que hace unos días tuve un presentimiento malo sobre tus aguas” titubeo y dijo: “vi como un lugar y una estatua se desplomaba en unas de tus aguas, no se y eran las que veneran tus hijos”…
Poseidón la callo y en su furia la agredió con unas de sus hidras haciéndola salir de sus océanos, ella se sintió muy decepcionada al llegar al olimpo.
Poseidón se sintiómal y pensativo por haber peleado con su hermana y por lo que escucho de ella, se distrajo durante mucho tiempo y mientras todo esto ocurría, Poseidón no se percato de lo que estaba pasando en su ciudad y con sus hijos .
Hasta que se sintió solo y acudió a escucharlos y noto que ya nadie lo adoraba; decide ir a ver que estaba ocurriendo con sus hijos cuando llego se dio cuenta de lo sucedido.Poseidón entro en una gran confusión pensaba mucho en su hermana a quien había agredido por no querer escucharla, sintió mucha tristeza y decepción y con una estruendosa voz dijo: “que hacen malditos a ustedes les he brindado lo mejor de mis aguas y ahora veo la confianza que les he brindado desmoronarse en pedazos”.
Poseidón enfurecido destruye tu propio altar y aquella montaña, los castigo...
tracking img