Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (522 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Suerte

Que para el dinero, para el trabajo, los negocios y no sé qué tanto más, Jorge dijo que habían unos duendes que llamaban trolls, eran buenos y efectivos.
 Hay de todos los tamaños y paratodas las necesidades, dicen que es cosa del diablo, pero no creo que hagan daño. Todo depende cómo los trates también.
Sí digo y voy corriendo a una tienda esotérica para comprar unos cuantos.Compré uno alhajado para la fortuna, un árabe para los negocios, un barrigoncito para el trabajo, otro que decía salud y para completar el dicho de salud dinero y amor, compré una parejita que veníatomada de la mano.
Bien equipado contra las adversidades me dirigí a casa. Me dijeron en la tienda que tenía que darles vino y semillas de girasol, pero como gasté lo poco que tenía en ellos, les dije:
Comida habrá hasta que hagan lo suyo.
Y tranquilo fui a dormir seguro que para el otro día cambiaría mi suerte.
En toda la noche desperté tres veces por un ruido extraño, pero al encender las lucescesaba.
Al día siguiente encontré pequeñas huellas de lodo en el pasillo y los trolls cambiados de posición. Me sorprendí pero creí que era mi imaginación. Pasó una semana y ni dinero ni trabajo,hasta mi novia terminó conmigo por no poderle invitar ni un helado. Para entonces yo andaba todo flaco y ojeroso por los ruidos de la noche, cada vez más persistentes.
Después de quedarme sin un quintoy ver que los trolls no funcionaban decidí deshacerme de ellos y los tiré a la basura. No sé si mi mamá los recogía y volvía a su lugar, pero las tres veces que los tiré, las tres veces regresaron.La última vez que los vi, la troll de la pareja estaba tomada de la mano del troll de la fortuna y el otro estaba por solito, entonces le dije:
 Ya ves, si les dijeras a tus amigos que se pusieran atrabajar, yo tendría dinero y tú seguirías con novia, ahora a los dos nos mandaron a volar.
Una semana más sin trabajo ni dinero, mucho menos novia, les dije que los devolvería. Al otro día me...
tracking img