Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Cazador de Néctar
Un anciano, miraba fijamente el camino, como si fuera la primera vez que lo transitara. Su mirada melancólica expresaba cierta extraña alegría. Caminaba lento, sonreía y de vez en cuando bajaba su mirada para ver al niño.
El niño caminaba a su lado, despacio, mirando todo con curiosidad, aferrado a la mano de su abuelo.
- Abuelo, ¿Es cierto que este camino no tienefinal? , dijo el niño
- Si mi hijito es cierto, hace muchos años un gigante bajo de la montaña y lo hizo con sus poderosas patas, dijo el abuelo.

- Abuelo, ¿Es cierto que si uno se pierde en la montaña, el gigante se lo come a uno?
- No mi hijito es gigante es buena y no le gusta comerse a la gente.
- ¿Vamos a conocer a la danta hoy? , dijo el niño.
- No papito, la danta se fue de viaje a unatierra lejana, hoy no la podremos ver.
- Pero abuelo.... yo quiero conocer a la danta para preguntarle adonde termina el camino.
- Claro.... por supuesto, otro día vendremos y le preguntaremos.
- Abuelo, ¿A quién visitaremos hoy?
- Hoy conoceremos al Cazador de Néctar.
- ¿Quién es el Cazador de Néctar?
- Mi hijito, es un pájaro mágico que cuida la montaña y todos los arboles que hay en ella.- Abuelo ¿Por qué es mágico?
- Porque donde pone el pico crece un árbol.
- Seguro debe ser un pájaro muy grande, dijo el niño.
- Papito, en este caso lo importante no es el tamaño, si no el trabajo que hace.
Ese camino, serpenteaba la montaña, era algo empinado, bañado por un lastre fino y polvoriento, a los lados del camino la abundante vegetación hacia sentir su presencia, verde, tupida,llena de vida, ruidosa e inaccesible. Particularidades propias del bosque lluvioso tropical.

Arboles de roble y encino se erguían a los lados del camino como si fueran celosos vigilantes del pasar de nuestros personajes. En lo profundo de la montaña se oía una cacofonía de sonidos, difíciles de identificar, para el oído poco entendido.
No obstante, para el viejo identificar cada sonido leresultaba fácil y familiar. De hecho, se deleitaba haciéndolo, debido a que le hacia recordar su niñez. Recordar sus primeros años, las enseñanzas de sus padres cabécar[2] y sus andanzas mozas en la selva con sus primos.
Aquellas enseñanzas eran su legado, eran los conocimientos heredados por todas las generaciones cabécar nacidas en la gran montaña, los hombres blancos no las podíanentender.
Hoy esas enseñanzas eran viejas historias, nadie las escuchaba. Muy a menudo el viejo se sentía como la gran danta, como un animal en peligro de extinción.
Para el niño caminar con su abuelo era una gran experiencia, todos lo domingos hacían esa travesía, después de almorzar, él escuchaba atentamente cada palabra que le decía su abuelo. El niño vivía con su madre, ella era de ascendenciacabécar, la mamá trabaja en una pequeña floristería en el Valle del General, cerca de la gran montaña a la cual los blancos llamaban el Cerro del Chirripó.[3]
Durante la semana el niño iba a la escuela. El padre del niño trabajaba para la municipalidad de la región. Su papá no era cabécar, él era del Valle Central. Los padres del niño, se habían conocido varios años atrás en un colegionocturno, se enamoraron y se casaron. La idea del matrimonio de su hija con un foráneo, no le había gustado mucho al viejo. Sin embargo, su nieto ocupaba una parte central en su vida, especialmente desde que su esposa había muerto un año atrás.
Los domingos en la mañana, su yerno llegaba con su hija y su nieto. Le traían algunos suministros y pasaban todo el día con él. El yerno ayudaba a reparar lacasa del viejo y a cultivar la parcela de tierra en donde vivía.
En la parcela cultivaban un poco de maíz, algo de frijol, plátanos y algunos tubérculos. De vez en cuando el viejo intercambiaba sus cultivos con sus vecinos. A cambio sus vecinos le entregaban otro tipo de cultivos o algún suministro.
Con su amigo el holandés intercambia golosinas que guardaba para dárselas al niño. El...
tracking img