Cuentos cortos primaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4632 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuentos cortos para Educación Primaria

LIMONCÍN Y FRESITA
(FUENTE: Programa de Educación para la paz)

Hace mucho tiempo existió un reino donde había dos países: el país Rojo y el país Amarillo. En el país Amarillo, todo era amarillo: el cielo, los árboles, las casas, todo pintado de un intenso color amarillo. En el país Rojo, todo era rojo: el cielo, los árboles, las casas, todo pintado deun intenso color rojo. Y las tierras donde ambos colores se mezclaban eran de color naranja. Tiempo atrás los habitantes de los dos países eran muy amigos y vivían alegres y contentos. Los sábados y los domingos organizaban fiestas donde bailaban, cantaban y reían, todos juntos. Pero, de la noche al día, a causa de algunas peleas y discusiones entre algunos de sus habitantes, se hicieronenemigos. Los alcaldes mandaron levantar un muro ancho y grueso allá donde terminaban sus tierras y prohibieron a sus habitantes que traspasaran la frontera. Si desobedecían esta orden, serían duramente castigados. El rey de aquel reino estaba enterado de lo sucedido pero como era muy despreocupado, no hizo nada para poner remedio a la situación. Así que desde entonces ya no hubo más bailes, ni fiestas ylos habitantes de los dos países no volvieron a reír ni cantar En el país Amarillo había un niño al que todos conocían como Limoncín. Limoncín era muy curioso y le gustaba mucho pasear por el bosque, observando las flores, los animales y la tierra y, a menudo, preguntaba a los mayores las cosas que no sabía. Un día, Limoncín, salió a pasear con su abuelo y le preguntó: Abuelo, ¿qué hay detrás deaquel muro tan alto? Allí detrás se encuentra el país Rojo ‐ respondió. Ese país está lleno de gente mala y nunca debes acercarte a su frontera. ‐ Pero, ¿por qué dices que hay gente mala? ‐ insistió Limoncín. ‐ Hace mucho tiempo, un habitante de aquel país vino por la noche a casa del panadero y le robó todo el dinero y todo el pan que tenía. El pobre panadero y su familia se quedaron sin dinero yel pueblo se quedó sin pan durante cuatro días. Así que ya sabes, Limoncín, todos los habitantes del país Rojo son unos ladrones. ‐ Pero abuelo, si sólo fue un habitante el que os robó, ¿por qué dices que todos son unos ladrones? ‐ Porque sí, Limoncín, si uno lo es, todos lo son. ‐ Pero abuelo… ‐ Ni pero ni nada, Limoncín. Es así y punto. Anda, deja de preguntar, ves a jugar y recuerda que pornada del mundo debes acercarte al país Rojo. Limoncín se fue a jugar pero no podía quitarse de la cabeza lo que su abuelo le había explicado. En el país Rojo, vivía una niña a la que todos conocían como Fresita. Fresita era muy curiosa y le gustaba mucho pasear por el bosque, observando las flores, los animales y la tierra y, a menudo, preguntaba a los mayores las cosas que no sabía. Un día, Fresita,salió a pasear con su abuelo y le preguntó: ‐ ‐ ‐ ‐ Abuelo, ¿qué hay detrás de aquel muro tan alto? Allí detrás se encuentra el país Amarillo ‐ respondió. Ese país está lleno de gente mala y nunca debes acercarte a su frontera. Pero, ¿por qué dices que hay gente mala? ‐ insistió Fresita. Hace mucho tiempo, un habitante de aquel país vino a vender un jarabe que lo curaba todo. Nosotros lo creímosy fuimos a comprarle muchos frascos. El hombre se fue y cuando probamos el jarabe nos pusimos todos enfermos. Aquel hombre nos ‐ ‐



‐ ‐ ‐ ‐

engañó y se quedó con nuestro dinero. Así que ya sabes, Fresita, todos los habitantes del país Amarillo son unos mentirosos y unos estafadores. Pero abuelo, si sólo fue un habitante el que os engañó, ¿por qué dices que todos son unos estafadores?Porque sí, Fresita, si uno lo es todos lo son. Pero abuelo … Ni pero ni nada, Fresita. Es así y punto. Anda, deja de preguntar, ves a jugar y recuerda que por nada del mundo debes acercarte al país Amarillo.

Fresita se fue a jugar pero no podía quitarse de la cabeza lo que su abuelo le había explicado. Aquella noche, Limoncín y Fresita, desde sus respectivos países, pensaron y pensaron hasta...
tracking img