Cuentos de la selva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuentos de la selva
Horacio Quiroga

Editorial KingJoy

Cuentos de la Selva
Autor: Horacio Quiroga Compilado por: C.Newman Diseño de tapa: W. Huberk 1era edición: abril de 2010 ©2010, Editorial KingJoy, todos los derechos reservados.

Índice
Prólogo...................... 6 Las medias de los flamencos.................. 8 La abeja haragana..... 42 La tortuga gigante..... 90 Historia dedos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre......................126 El loro pelado............176 El paso de Yabebirí....216
-5-

Editorial KingJoy
El placer de regalar. www.kingjoy.com.ar editorial.kingjoy@gmail.com

Prólogo
Horacio Quiroga (18781937) es oriundo de Salto, Uruguay, aunque pasó gran parte de su vida en la provincia de Misiones, en donde se ambientan sus relatos. Yadesde los 20 años comenzó a escribir cuentos y
-6-

novelas cortas y a colaborar en revistas. En 1917 publica Cuentos de amor de locura y de muerte, y en 1919 el presente libro, que fue escrito para sus hijos, y del que extrajimos seis de los nueve cuentos que lo componen.
Editorial KingJoy
El placer de regalar.
-7-

Cierta vez las víboras dieron un gran baile. Invitaron a las ranas y lossapos, a los flamencos, y a los yacarés y los pescados. Los pescados, como no caminan, no pudieron bailar; pero siendo el baile a la orilla del río, los pescados estaban asomados a la arena, y aplaudían con la
-8-9-

cola. Los yacarés, para adornarse bien, se habían puesto en el pescuezo un collar de bananas, y fumaban cigarros paraguayos. Los sapos se habían pegado escamas de pescado en todoel cuerpo, y caminaban meneándose, como si nadaran. Y cada vez
- 10 -

que pasaban muy serios por la orilla del río, los pescados les gritaban haciéndoles burla. Las ranas se habían perfumado todo el cuerpo, y caminaban en dos pies. Además, cada una llevaba colgando, como un farolito, una luciérnaga que se balanceaba.
- 11 -

Pero las que estaban hermosísimas eran las víboras. Todas, sinexcepción, estaban vestidas con traje de bailarina, del mismo color de cada víbora. Las víboras coloradas llevaban una pollerita de tul colorado; las verdes, una de tul verde; las amarillas, otra de tul amarillo; y las yararás,
- 12 -

una pollerita de tul gris pintada con rayas de polvo de ladrillo y ceniza, porque así es el color de las yararás. Y las más espléndidas de todas eran las víboras decoral, que estaban vestidas con larguísimas gasas rojas, blancas y negras, y bailaban como serpentinas. Cuando
- 13 -

las víboras danzaban y daban vueltas apoyadas en las puntas de la cola, todos los invitados aplaudían como locos. Sólo los flamencos, que entonces tenían las patas blancas, y tienen ahora como antes la nariz muy gruesa y torcida, sólo los flamencos estaban tristes, porque como- 14 -

tienen muy poca inteligencia, no habían sabido cómo adornarse. Envidiaban el traje de todos, y sobre todo el de las víboras de coral. Cada vez que una víbora pasaba por delante de ellos, coqueteando y haciendo ondular las gasas de serpentina, los flamencos
- 15 -

se morían de envidia, Un flamenco dijo entonces: “Yo sé lo que vamos a hacer. Vamos a ponernos medias coloradas, blancas ynegras, y las víboras de coral se van a enamorar de nosotros”. Y levantando todos el vuelo, cruzaron el río y fueron
- 16 -

a golpear en un almacén del pueblo. “¡Tantan!”, pegaron con las patas. “¿Quién es?”, respondió el almacenero. “Somos los flamencos. ¿Tiene medias coloradas, blancas y negras?” “No, no hay”, contestó
- 17 -

el almacenero. “¿Están locos? En ninguna parte van aencontrar medias así”. Los flamencos fueron entonces a otro almacén. “¡Tantan! ¿Tiene medias coloradas, blancas y negras?” El almacenero contestó: “¿Cómo dice? ¿Coloradas, blancas y negras? No hay
- 18 -

medias así en ninguna parte. Ustedes están locos. ¿Quiénes son?” “Somos los flamencos”, respondieron ellos. Y el hombre dijo: “Entonces son con seguridad flamencos locos”. Fueron entonces a otro...
tracking img